Washington, Estados Unidos.

El presidente Donald Trump llamó “loco con bombas nucleares” al líder norcoreano, Kim Jong-un, en una conversación telefónica con el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, según una transcripción de la llamada obtenida por The Washington Post.

La conversación tuvo lugar el pasado 29 de abril, solo días antes de que Trump dijera públicamente que estaría “honrado” de reunirse con el líder norcoreano. En la llamada, Trump pidió a Duterte su opinión sobre el comportamiento de Kim para saber si el norcoreano estaba “estable o no estable” y, además, expresó cierta satisfacción por el fracaso de las pruebas de misiles balísticos lanzados por Pyongyang y considerados como una apuesta por su programa nuclear.

“Todos sus cohetes están estrellándose, eso son buenas noticias”, dijo Trump de acuerdo con la transcripción de la conversación con Duterte, hecha por el Gobierno filipino el 2 de mayo y cuyo contenido reveló The Washington Post. En respuesta a los comentarios de Trump, Duterte dijo que Kim “está jugando con sus bombas, sus juguetes”, y consideró que “su mente no está funcionando bien y podría volverse loco en algún momento”.

Más tarde, durante la llamada, Trump volvió a referirse a las tensiones con Corea del Norte y consideró: “No podemos permitir que un loco con armas nucleares haga lo que quiera de esa forma. Tenemos mucha más capacidad militar, más de lo que tiene él, 20 veces más, pero no queremos usarla”.

La transcripción de la Casa Blanca sobre la llamada entre Trump y Duterte no incluye tantos detalles y solo se explica que los líderes hablaron sobre la “amenaza que supone Corea del Norte”.