"

Moscú, Rusia.

Ante el aumento de tensiones entre Estados Unidos y Rusia sobre la crisis en Venezuela, el presidente ruso, Vladimir Putin, estaría listo para negociar con su homólogo estadounidense, Donald Trump, su respaldo al Gobierno de Nicolás Maduro, según medios rusos.

Trump y Putin sostuvieron una 'larga' conversación telefónica el pasado viernes, en la que según el magnate, el mandatario ruso le dejó claro que no quiere intervenir en Venezuela.

'Él (Putin) no está pensando en absoluto en implicarse en Venezuela, más allá de que quiere ver que ocurra algo positivo en Venezuela, y yo siento lo mismo', subrayó el presidente estadounidense.

Tras su conversación con Trump, Putin está listo 'para renunciar a Venezuela por el precio correcto', indicó el analista ruso Vladimir Frolov, en una columna publicada hoy en el Moscow Times.

Según Frolov, 'el apoyo de Rusia a Maduro está impulsado por intereses financieros y energéticos, así como por la visión del Kremlin de un orden mundial multipolar, donde Rusia debería bloquear los intentos de Estados Unidos de cambiar el régimen en estados soberanos amigables con Moscú'.

El analista detalló que una de las condiciones de Putin a Trump para retirar su respaldo a Maduro es que el mandatario presione a Ucrania para que 'aplique plenamente los acuerdos de Minsk, truncando la soberanía ucraniana en la península de Crimea, permitiendo a Moscú mantener cierto grado de control sobre las políticas de seguridad de Ucrania'.

Vea: Rusia y EEUU intercambian amenazas por Venezuela

'Putin mencionó específicamente eso durante su conversación por teléfono con Trump. Retirar el apoyo militar ruso a Maduro también debe ir acompañado de la retirada de la asistencia militar de los Estados Unidos a Ucrania', agregó Frolov.

Según el analista, El Kremlin reconoce que el fallido alzamiento militar 'no es un buen augurio para el gobierno a largo plazo de Maduro, ya que el ejército venezolano está sentado en la cerca y sus líderes están reflexionando sobre sus opciones'.

Estados Unidos acentuó esta semana la presión sobre los partidarios del régimen de Maduro.

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, envió el sábado un llamado directo a los ciudadanos venezolanos a levantarse contra Maduro, declarando que 'el momento de la transición es ahora'.

"