09/08/2022
08:30 PM

Más noticias

Panamá investiga red mundial de corrupción

Ciudad de Panamá.

La mayor filtración de documentos confidenciales en la historia estremece al mundo al revelar cómo Presidentes en ejercicio y retirados, políticos, grandes empresarios, deportistas de élite, actores de prestigio y narcotraficantes usan los paraísos fiscales para ocultar sus riquezas.

La investigación denominada “Panamá Papers” (Los papeles de Panamá) se basa en la filtración de datos que sufrió el gabinete panameño de abogados Mossack Fonseca, divulgada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), con sede en Washington, y con la colaboraciónde más de 100 diarios de todo el mundo.

Once millones de documentos fueron extraídos de una de las compañías más reservadas del mundo, mostrando cómo la misma ha ayudado a clientes a lavar dinero, esquivar sanciones y evadir impuestos.

Entre los clientes del grupo panameño, según revela la filtración, se encuentran Marllory Chacón, la denominada Reina del sur, una guatemalteca identificada como la más activa lavadora de dinero en su país y líder de una célula del cartel de Sinaloa, dirigido por Joaquín el Chapo Guzmán. La alerta de que Mossack Fonseca tenía al frente una posible infiltración de intereses del narcotráfico no provino de su oficina interna de prevención de lavado, sino del Gobierno de Estados Unidos, que en 2012 identificó a Marllory Chacón como líder de un grupo narcotraficante que operaba en Guatemala, Honduras y Panamá. El nombre de Chacón Rossell apareció por primera vez en la sociedad Brodway Commerce Inc. en noviembre de 2009.

El 10 de setiembre de 2014, Chacón Rossell se entregó a las autoridades estadounidenses en Miami y fue recluida en un centro de detención federal mientras negociaba su declaración de culpabilidad. Tres meses después se declaró culpable por narcotráfico en la Corte Distrital del Distrito Sur de Florida. Fue condenada en mayo de 2015 a 10 años de prisión tras llegar a un acuerdo para colaborar con las autoridades antidrogas de este país.

Otro de los señalados es el magnate mexicano Juan Armando Hinojosa Cantú, involucrado en el escándalo de la construcción de una lujosa mansión para la esposa del presidente Enrique Peña Nieto.

También aparece la pareja venezolana formada por Adrián José Velásquez Figueroa, exjefe de seguridad del presidente venezolano Hugo Chávez, esposo de la exdirectora del Tesoro de ese país Claudia Patricia Díaz Guillén, quien había sido la enfermera personal del mandatario.

Leo Einsenband, empresario colombiano, acusado de comprar varios aviones para el jefe del cartel de Medellín, Pablo Escobar, figura en la ‘lista negra’.

Los Presidentes

La investigación muestra además vínculos con 72 jefes de Estado actuales y pasados, incluyendo dictadores acusados de saquear sus propios países. Aunque el nombre del presidente ruso, Vladimir Putin, no aparece en los documentos, según el análisis de los datos, los amigos de Putin, beneficiarios de contratos y concesiones públicas, que no habrían sido posibles sin su amparo, establecieron una red de sociedades offshore (cuyos titulares quedan ocultos) por valor aproximado de 2,000 millones de dólares. Entre los allegados del mandatario ruso destaca Sergei Roldugin, su mejor amigo y que le presentó a su esposa y es padrino de su hija mayor. Otros documentos desvelan movimientos de empresas offshore (con ventajas fiscales) vinculadas a la familia del presidente chino, Xi Jinping; al mandatario de Ucrania, Petró Poroshenko, y al difunto padre del primer ministro británico, David Cameron.

En el caso de Islandia, los documentos muestran los lazos del primer ministro Sigmundur Davíd Gunnlaugsson y su esposa con sociedades anónimas en el extranjero durante la crisis financiera que vivió ese país.

En América Latina

Otro de los señalados es el presidente argentino, Mauricio Macri, que “administró una sociedad no declarada en Bahamas” cuando era alcalde de Buenos Aires.

“Macri integró, junto con su padre y su hermano Mariano, el directorio de una sociedad offshore registrada en las islas Bahamas desde 1998, identificada como Fleg Trading Ltd. Se trató de una derivación del grupo que los Macri habían montado en Argentina y en Brasil”, señaló el diario argentino La Nación, que participó en el análisis de los documentos.

El Gobierno argentino reaccionó afirmando en un comunicado que Macri “nunca tuvo, ni tiene una participación en el capital de esa sociedad”, que “estuvo vinculada al grupo empresario familiar” del Presidente.

Asimismo, más de 500 bancos y sus subsidiarias, entre ellos HSBC, han impulsado la creación de empresas en paraísos fiscales y han establecido más de 15,000 compañías de este tipo para sus clientes a través de Mossack Fonseca, de acuerdo con la investigación.

Gerard Ryle, director del ICIJ, dijo que los documentos abarcaban los negocios del día a día de Mossack Fonseca en los últimos 40 años.

“Pienso que la filtración va a convertirse probablemente en el golpe más grande que el mundo de la banca extraterritorial jamás haya recibido, debido al alcance de los documentos”, afirmó Ryle.

Lava Jato

Nacido en 1977, el Grupo Mossack Fonseca, con oficinas en cada continente, según su portal web, se especializa en gestión patrimonial, fiscal, estructuras internacionales y derecho comercial. Ofrece sus servicios en las jurisdicciones de Reino Unido, Malta, Hong Kong, Chipre, Islas Vírgenes Británicas, Bahamas, Anguila Británica, Seychelles, Samoa, Nevada y Wyoming (Estados Unidos) y Panamá.

La firma, que negó cualquier vinculación con los delitos que presuntamente han cometido cientos de sus clientes, está implicada en el escándalo de Lava Jato que sacude a Brasil.

En enero, los fiscales brasileros se refirieron a Mossack Fonseca como “el gran lavador de dinero’’ y anunciaron cargos criminales contra cinco empleados de la firma.

Ramón Fonseca, principal accionista y fundador del bufete, renunció el mes pasado al cargo de ministro consejero del presidente de Panamá Juan Carlos Varela, luego de la redada a la firma en Brasil.

“Esto es un crimen, un delito. Hay un ataque contra Panamá porque a algunos países no les gusta que seamos bien competitivos para atraer empresas”, reaccionó ayer Fonseca.

¿Qué sigue?

El Gobierno de Panamá anunció que “cooperará” con la justicia si se le presenta alguna solicitud para investigar las supuestas fortunas escondidas.

La administración de Varela “reafirma que en sus 21 meses de Gobierno ha demostrado un absoluto compromiso por la transparencia en los servicios financieros” y “lidera una política de cero tolerancia ante cualquier aspecto de su sistema legal o financiero que no se maneje con altos niveles de transparencia”, concluye el comunicado.

Foto: La Prensa