Caracas, Venezuela.

Los cuerpos de seguridad dispersaron ayer con bombas lacrimógenas y chorros de agua, en el este y oeste de Caracas, la marcha convocada por la oposición venezolana para pedirle a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) que cumpla con la Constitución.

La movilización, denominada “Marcha de los libertadores”, fue disuelta antes de llegar a su destino: el Paseo de los Próceres, puerta de entrada del cuartel Fuerte Tiuna, el principal del país, y la Academia Militar del Ejército venezolano.

Los opositores se planteaban salir masivamente a las calles ayer, cuando se cumplieron 56 días de protestas que dejan 58 muertos, en su mayoría jóvenes, y llegar hasta donde se ubica la sede del ministerio de la Defensa. Pero la militarizada Guardia Nacional y la Policía impidieron con gases lacrimógenos y chorros de agua que los manifestantes, varios cientos, pero mucho menos que en días anteriores, pudieran avanzar.

Siempre en Caracas, unas mujeres muestran carteles en contra de la policía venezolana: “¿Por qué vuelves tus armas contra mí?”. Foto: EFE
Esta protesta es “para exigirle a la Fuerza Armada que baje sus armas y no sea cómplice de la dictadura”, dijo Freddy Guevara, vicepresidente del Parlamento, único poder que controla la oposición.

Guevara llamó a los militares a rechazar la Asamblea Constituyente convocada por Maduro, que a su juicio “liquidará la democracia venezolana para siempre”.

En paralelo, como siempre hace el gobierno venezolano, los estudiantes y deportistas que simpatizan con el presidente Nicolás Maduro marcharon hacia el palacio presidencial en respaldo al proceso Constituyente. “Nos encontramos movilizados en apoyo a una Constituyente de la paz y del futuro”, señaló Kennedy Morales, dirigente estudiantil de 24 años.

Capriles también participó en las marchas. Foto: AFP
Marchan exmilitares

“Siempre estoy aquí para que haya un cambio en este país..., hasta que sea necesario, hasta que nazca la democracia”, dijo Francisco García, artista plástico, de unos 40 años, durante la protesta.

Un hombre de 33 años herido la noche del jueves durante una protesta en Cabudare (estado Lara) falleció ayer, elevando a 58 el balance de muertos. Varias personas sufrieron igualmente heridas este viernes en la capital, entre ellos el diputado opositor Carlos Paparoni.

A la oposición se unió ayer un grupo de unos 40 militares retirados, quienes denunciaron los “atropellos” de la Fuerza Armada contra los manifestantes. Además indicaron que rechazaron la Constituyente, que -según ellos- quiere introducir “un régimen comunista”, a través de una carta al ministro de Defensa y jefe de la Fuerza Armada, Vladimir Padrino López.