España.

Un enfermero de 50 años fue capturado por las autoridades de España, tras ser acusado de grabar las partes íntimas de decenas de pacientes con una cámara oculta.

De acuerdo con el reporte del portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid, unas 200 mujeres de la Universidad Carlos III de Madrid fueron violentadas por este sujeto.

Fue precisamente la esposa del enfermero quien presentó la denuncia a las autoridades, luego de encontrar las fotografías en la computadora.

Además lea: Activista descubre que el amor de su vida era un policía infiltrado

“Tenía decenas de videos y fotos en el ordenador”, dijo la anonadada esposa.

La Policía Judicial de la comisaría de Alcorcón comenzó a investigar al sospechoso, que trabajaba tanto en el campus de Leganés como en el de Getafe.

Su labor era realizar pruebas médicas al profesorado y personal; sin embargo, nadie se imaginó lo que verdaderamente hacía.

Un total de tres memorias externas, un móvil y un ordenador fueron decomisadas al enfermero. Los investigadores creen que podía haber comenzado a grabar desde 2014.