Más noticias

En China, el reconocimiento facial triunfa, incluso en el supermercado

En China los consumidores ya no necesitan tarjeta de crédito para pagar sus compras: les basta con escanear su rostro, una tecnología que triunfa en el gigante asiático.

Tianjin, China.

Sonríe para pagar. Es una frase que se vuelve más y más común en varios establecimientos chinos, donde el reconocimiento facial ya empieza a sustituir al popular pago con celulares o los códigos QR.

“La tecnología de reconocimiento facial también ayuda a proteger nuestra privacidad. De la forma tradicional, es muy peligroso poner una contraseña, porque si alguien se para a tu lado puede verla. Pero el pago con reconocimiento facial es diferente. Podemos completar el pago con nuestros rostros, que es muy importante para la seguridad de nuestra cuenta”,
dijo Li Dongliang, ingeniero de desarrollo en IFuree Go supermarket.

Para pagar en un comercio, los consumidores tienen que suministrar una fotografía de su cara a su cuenta bancaria o a un sistema de pago móvil.

Una vez en la tienda sólo tienen que presentarse ante un escáner especial.

Lea: El juego de pelota regresa a Ciudad de México

“Una vez que terminaste el registro, será mucho más fácil comprar y pagar. Creo que es conveniente porque puedes comprar cosas más rápido. Es diferente al pago en el supermercado tradicional, en el que tienes que esperar en la fila. Es muy problemático. Esta clase de pagao es conveniente y nos ahorra tiempo”, añadió Zhang Liming, cliente de supermercado.

El sistema de pago comienza a extenderse y no es exclusivo de las grandes corporaciones internacionales.

El líder del servicio, Alipay, ya ha instalado máquinas en cien ciudades del país.

La tecnología va más allá: ya se usa para encontrar a fugitivos entre la muchedumbre, localizar a personas que cruzan la calle fuera de los pasos de peatones o para desbloquear un ordenador. Texto, foto y video de AFP.

fotografia.31(800x600)