Misuri, Estados Unidos.

Una nueva tragedia reabrió el debate sobre el acceso de los menores a las armas de fuego en Estados Unidos luego de que un niño de cinco años matará accidentalmente a su hermanito de 9 meses en Misuri.

El hecho ocurrió ayer por la mañana, la madre, Alexis Wiederholt, llamó a la policía para alertar que su hijo de 5 años le había disparado en la cabeza a su hijo de 9 meses, con 'una pistola de paintball'.

Lea más: Un muerto y un herido deja tiroteo en hospital de Boston

La policía y las ambulancias, al llegar al lugar, notaron que el menor estaba herido con una bala verdadera y lo trasladaron a un hospital infantil de la zona, donde falleció minutos después.

El bebé estaba en un corralito cuando su hermano encontró la pistola sobre una cama, precisó el comisario Darren White al canal local KCTV, y agregó que el arma pertenece a un pariente pero no a su madre, que estaba con ellos al momento del accidente.

El policía agregó que en esa zona rural, la tenencia de armas -un derecho en Estados Unidos- es muy común. 'Somos grandes seguidores de las armas de fuego en esta zona. Tenemos mucha gente que las utilizan para cazar, muchos son cuidadosos con ellas, este fue un caso lamentable', dijo.

Hasta el momento, se desconoce si van a presentar cargos contra la madre de los niños, pero sus tres hijos (de cinco, tres y un año y medio) quedaron bajo custodia de familiares.