Caracas, Venezuela.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, nombró este miércoles como nuevo vicepresidente a Tareck El Aissami, de 42 años, uno de lo dirigentes más influyentes y radicales del chavismo, quien sería su sustituto si su mandato fuera revocado en un referendo en 2017.

'He designado como vicepresidente (...) al compañero Tareck El Aissami, para que asuma esta etapa 2017-2018, con su juventud, con su experiencia, con su compromiso y su valentía', dijo Maduro, al anunciar la reestructuración del gabinete en un acto transmitido por televisión estatal.

El Aissami, quien sustituye al educador Aristóbulo Istúriz (70) y es actual gobernador del central estado de Aragua, es uno de los dirigentes más fuertes del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y ha cobrado vigencia mediática en los últimos meses, al lado de Maduro.

Foto: La Prensa

El Aissami es uno de los chavistas más rechazados por la oposición.


'Le he dicho: 'Tareck, métete de noche y de día a trabajar por la seguridad del pueblo, la lucha contra los criminales (...), la lucha contra los terroristas de la extrema derecha' Ya tiene los ganchos listos', dijo el mandatario.

El Aissami, abogado y exdirigente estudiantil, debe por ley asumir la presidencia si Maduro perdiera un referendo revocatorio en 2017, en caso de que el proceso, suspendido en 2016 por el poder electoral, avance como iniciativa de la oposición.

El número dos del Gobierno es uno de los chavistas más rechazados por la oposición venezolana. El Aissami ha tenido varios encontronazos con el líder opositor y excandidato presidencial, Henrique Capriles, a quien tildó de cobarde y corrupto en su cuenta de Twitter.

Capriles respondió acusándolo de narcotraficante, recordando la confesión que en su momento hiciera a las autoridades el capo venezolano Walid Makled, quien afirmó que El Aissami facilitaba el trasiego de sus cargamentos de cocaína a través de Venezuela cuando se desempeñaba como viceministro del Interior.

The Wall Street Journal informó que el ahora vicepresidente era uno de los seis funcionarios chavistas investigados por fiscales federales de Estados Unidos por supuesto narcotráfico. Tras la publicación, Maduro respondió otorgándole a El Aissami mayores cargos en su Gobierno.

En tanto, la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que hoy renovará su directiva en el Parlamento -bajo su control desde hace un año-, anunciará también su nueva estrategia contra Maduro, pues aún no aclara si seguirá impulsando un referendo este año, pese a que ya no implica una salida del chavismo del poder.