25/09/2022
12:35 PM

Más noticias

La opositora nicaragüense Támara Dávila inicia una huelga de hambre en prisión

La dirigente opositora nicaragüense Támara Dávila, que guarda prisión desde hace más de un año, inició una huelga de hambre.

Managua, Nicaragua.

La dirigente opositora nicaragüense Támara Dávila, que guarda prisión desde hace más de un año, inició una huelga de hambre con el objetivo que el Gobierno del presidente Daniel Ortega le permita ser visitada por su hija, de seis años, y a quien no ve desde que fue detenida, en junio de 2021, informaron este jueves sus familiares.

“Támara nos informó que iniciaría una huelga de hambre el 15 de agosto como único y último recurso que siente que tiene a su alcance para demandar el cumplimiento de su derecho y el de su hija de seis años a tener comunicación”, informó la hermana de Dávila, Ana Álvarez.

Dávila, que era dirigente de la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco, es la disidente encarcelada que, de acuerdo con organismos humanitarios y familiares, ha pasado mayor tiempo en aislamiento en prisión.

Puede leer: Una cápsula de carga de SpaceX empezará el viernes su retorno desde la EEI

Según sus familiares, la opositora es mantenida sola en un calabozo que carece de conexión con el exterior, a lo que se suma el hecho de que tiene prohibido recibir la visita, cartas, fotografías o dibujos de su hija.

“Tiene exactamente 432 días y noches aislada completamente, sin haber salido a patio sol ni una sola vez desde su detención, en solitario, sin acceso a salud ginecológica, sin acceso a alimentación adecuada y suficiente, razón por la cual ha adelgazado más de 40 libras (unos 18 kilos)”, indicó Álvarez.

La hija de Dávila, que presenció el arresto de su madre, también tiene secuelas psicológicas, como ansiedad, temor sistemático a la policía, o ganas de vivir “en un país donde no haya policías y no haya guerra”, según sus familiares.

También: Obispo cumple dos semanas retenido por la policía en iglesia de Nicaragua

En una carta de la niña que la Policía Nacional habría negado a su madre, hay frases como: “No me acuerdo mucho de tu cara, tengo mucho de no verte”, “cuando veo pajaritos y mariposas me acuerdo de vos”, “mamá, no te he viso hace un año, ¿qué pasa, por qué no me dejan verte?”, “quiero que te dejen en libertad”, “quiero abrazarte, mamá”.

“La imposibilidad de comunicación de mi hermana con su hija viola las leyes nacionales e internacionales y el Código de la Niñez y la Juventud que debe ser tutelado por el Estado”, destacó Álvarez, quien sostuvo que han introducido ante el Poder Judicial siete recursos legales para que la niña se reúna con su mamá, sin obtener respuesta.