Más noticias

Soldados hondureños recibirán reconocimiento en Estados Unidos

Los militares serán homenajeados por ser miembros del ejército estadounidense.

Nueva York, Estados Unidos.

En 1911 el Presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson, proclamó el 11 de Noviembre como un feriado oficial, el cual honraría a aquellos hombres y mujeres que han servido a la patria en las fuerzas armadas. Esta fecha marca un aniversario más de la conclusión de la primera guerra mundial, la cual finalizó a las 11 horas, del día 11, del 11avo. mes en el año 1918.

A través de la historia muchos hondureños pese a no haber nacido en esa Estados Unidos han defendido la libertad y soberanía de esta tierra, y este 10 de noviembre por primera vez se les rendirá un más que merecido homenaje por parte de los Garífuna Veterans of America Core Values Awards, una iniciativa de un grupo de jóvenes hondureños, beliceños y guatemaltecos que vieron la necesidad de premiar a esos héroes que por muchas razones pasan al olvido luego de prestar servicios.

“La idea surgió en febrero de este año al darme cuenta que no habían garífunas registrados como tal en el ejercito y yo sé que hay muchos que estuvieron en la segunda guerra mundial, en Vietnam y otras guerras”, indicó Edson Arzú, presidente de Garífuna Veterans of America.

Según datos que maneja Arzú, hasta el momento se tiene confirmada la participación de 14 garífunas en la II guerra mundial, sin embargo el número podría ser mayor.

Asimismo, el presidente de el grupo de garífunas centroamericanos indicó que esta nueva organización lo que busca en si es identificar a cada hondureño que ha formado parte del ejército en el pasado y a los que están sirviendo en este momento. Hasta la fecha se han identificado noventa miembros, pero el número podría ser mayor de mil.

“De esas 90 personas que hemos podido identificar tenemos sus biografías, sus fotos, sabemos qué hicieron, a qué rama del ejército pertenecen, lo tenemos todo, pero este es un proceso que acaba de empezar y poco a poco tendremos conocimiento de más personas a través de este tipo de eventos”.

Los héroes que recibirán su homenaje serán: el Mayor (retirado) Celso Arzú, Juan Arzú aun activo, Gregory Moreira, quien se encuentra en este momento en Afganistán, Donoval Ávila ubicado en una base en Japón y Johnny Perry en Virginia, Estados Unidos.

Algunos los homenajeados serán representados por sus familiares en este evento y se realizará un contacto vía video-llamada con los soldados en misión.

Para la directora del evento, Carmen Miranda, la reacción que ha causado en la comunidad la realización de este evento ha sido muy positiva y según nos explicó; cada día son más las personas que se comunican con ellos para poder incluir a sus familiares y amigos en esta gala.

“La gente esta súper emocionada, esta es la primera vez que se realiza un evento de esta naturaleza y se han involucrado de tal manera que llaman a sus amigos y familiares que están en el ejército para que participen, estamos recibiendo biografías todos los días y cada vez hay más gente que desea participar”.

Uno de los objetivos primordiales de Garífuna Veterans of America, es el de educar al soldado acerca de los beneficios de salud, educación y ventajas para sus familias una vez que se retiran de la carrera militar, además de buscar un medio para que la lengua garífuna pueda ser utilizada a futuro en las operaciones militares del ejército americano y que puedan servir de intérpretes.

Soldados hondureños que han perdido su vida en combate recibirán un homenaje póstumo durante esta velada, que contará con la presencia del asambleísta Erick Stevenson y se espera asistan algunos senadores del estado de Nueva York quienes deberán confirmar su presencia en las próximas horas.

El evento se llevará a cabo en el 127 west 183 St. Bronx Nueva York a partir de las 3:00 de la tarde y la entrada es completamente gratuita.

“No es fácil venir acá y servir al ejército de un país ajeno, pero estamos aquí y nuestros padres nos trajeron a Estados Unidos para que tengamos un mejor porvenir, entonces el servir en el ejercito es solo una muestra de agradecimiento por todas las cosas maravillosas que nos ha dado este país y no solo a los que estamos aquí, sino también a los que dependen de nosotros en Honduras.” Concluyo Arzú.