Más noticias

Condenan en México a 132 años de cárcel a hondureño por muerte de empresario

Eber Acosta Colindres secuestró a un empresario mexicano de 25 años de edad; cuatro días después, su cuerpo sin vida fue encontrado en un poblado.

Toluca, México.

Un hondureño fue sentenciado en las últimas horas a 132 años en prisión en México, tras que la justicia mexicana lo encontrase culpable de secuestrar y asesinar al empresario José Antonio Ramos Kuri en 2017.

Eber Noel Acosta Colindres secuestró al empresario de Toluca y autoridades encontraron el cuerpo de Kuri días después en una calle de San Mateo Otzacatipan, Toluca. El hombre habría actuado en complicidad con cuatro personas más (Silvia Susana Pérez Sánchez, Allan Morales González, Octavio Rosas Gómez y Pedro Bonilla Castro), quienes ya fueron detenidas y sentenciadas por el delito.

Puede leer: Policía venezolana llega a la casa de Guaidó para detenerlo, según su esposa

Kuri era un empresario de la región, de 25 años de edad. La familia de este relató que los secuestradores se comunicaron con ellos y exigieron una suma económica a cambio de dejarlo en libertad. Esto ocurrió el 20 de septiembre de 2017. Cuatro días después, el cuerpo de Kuri fue hallado en un poblado, describieron autoridades toluqueñas.

Acosta Colindres, según el expediente policial de autoridades mexicanas, lideraba la banda dedicada a la actividad delictiva en los municipios de Metepec, Toluca y Lerma, en el estado de México.

Esta banda de secuestradores 'captaba a sus víctimas en centros de apuestas en plazas comerciales ubicadas en el Valle de Toluca, posteriormente, los seguían y aprovechaban alguna distracción para privarlos de la libertad', revelaron fiscales.

El hondureño realizó las llamadas de negociación del secuestro, según Ministerio Público. Además, fue él quien privó de su vida a Kuri. Fue capturado en noviembre, a través de un proceso de extradición.

Además: Condenan en México a cinco hondureños a 75 años de prisión

Acosta Colindres estaba recluido en una cárcel de Texas, Estados Unidos. La Fiscalía de Toluca obtuvo la información y procedió a solicitar su extradición, que fue finalmente aprobada.

Fue dictada su sentencia condenatoria en 132 años de prisión. Además, deberá pagar una multa de 1,698,525 (un millón seiscientos mil quinientos veinticinco) pesos mexicanos, como reparación de daño material, además de 74,490 pesos por daños morales y 93,600 pesos como pago para rehabilitación de la familia ofendida, informaron autoridades mexiquenses.