Más noticias

Estados Unidos confirma descenso de deportaciones en 2015

Autoridades norteamericanas deportaron a 227, 038 inmigrantes indocumentados durante el año fiscal que terminó en septiembre

Washington, Estados Unidos

Las autoridades migratorias de EUA deportaron a 227,038 inmigrantes indocumentados en el año fiscal 2015, que concluyó en septiembre pasado, según los datos publicados hoy por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Durante el año fiscal 2015, que concluyó el 30 de septiembre pasado, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) efectuó 235,413 operaciones migratorias, de las que 227,038 eran deportaciones y 8,375 fueron retornos voluntarios de indocumentados que prefirieron volver a su país de origen.

El número de deportaciones llevadas a cabo por el ICE este año fiscal supone un descenso con respecto del periodo anterior, cuando 315,943 individuos fueron deportados por esa misma agencia.

Según el informe, volvieron a su lugar de origen inmigrantes indocumentados procedentes de 181 países, en su mayoría de México (146,132 sujetos), seguido por Guatemala (33,249), El Salvador (21,920), Honduras (20,309), la República Dominicana (1,946), Ecuador (1,305) y Colombia (1,154).

El 91% de las 235,413 deportaciones o regresos voluntarios gestionados por el ICE corresponde a individuos con antecedentes penales, lo que supone una ofensiva mayor contra el crimen que el año anterior, cuando el número de arrestos aumentó un86 %, según destacaron funcionarios del DHS en una llamada con la prensa.

En el informe se incluyen los datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), que arrestó en el año fiscal 2015 a 337,117 individuos, lo que supone un descenso con respecto al año anterior, cuando el CBP llevó a cabo 486,651 detenciones.

El número de arrestos de este año fiscal, 337,117, supone el segundo dato más bajo de arrestos -una medida clave para medir el número de personas que cruza la frontera- desde 1972, destacó el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, en un comunicado.

En los últimos meses, expertos en migración han atribuido el descenso del número de llegadas de centroamericanos a Estados Unidos a un mayor número de deportaciones desde México, lo que evitaría una nueva avalancha de llegadas a EUA de niños no acompañados desde El Salvador, Honduras y Guatemala, como la ocurrida en 2014.

'Trabajamos de cerca con nuestros socios en México y Centroamérica en estas cuestiones', se limitaron a decir durante la conferencia telefónica los funcionarios del DHS. Efe