18/05/2022
05:55 PM

Más noticias

Escombros de la nave rusa caerán cerca de Las Vegas

Según predicciones de los expertos la nave caería a la tierra el próximo viernes 8 de mayo.

Washington, Estados Unidos.

El Centro Unificado para Operaciones Espaciales de EUA informó que la nave espacial rusa descenderá de su órbita entre el 8 y 11 de mayo tras haber girado 167 veces alrededor de la Tierra, y que el área estimada de impacto de los restos del carguero se sitúan en un rango comprendido entre los 35 grados de latitud norte y los 113 sur, informa la agencia Interfax.

Esta región se encuentra cerca de la costa estadounidense del Océano Pacífico, en el desierto del estado de Arizona, a 200 kilómetros de Las Vegas.

Por su parte, la Agencia Espacial Europa, ESA, resaltó que el riesgo de que cualquier persona sea lastimada en el terreno es extremadamente pequeño.

'En seis décadas de vuelos espaciales, ninguna persona ha sido golpeada' por un escombro de un satélite o nave que reingresa en el planeta. Así, apunta que las personas aceptan riesgos mucho más altos en su vida cotidiana, como es la conducción de un vehículo o volar en aviones.

Lea más: En vivo: Siga la caída del satélite ruso Progress M-27M

Además: Alerta: Nave espacial rusa pierde el control y cae hacia la Tierra

Los responsables espaciales rusos aún no han determinado la causa de la pérdida de la Progress 59, pero la han dado ya por pérdida tras repetidos intentos de recuperar el control del vehículo. El carguero fue lanzado el pasado 28 de abril con tres toneladas de alimentos, combustible y piezas de repuesto para la Estación Espacial Internacional (ISS).

La primera parte del ascenso se desarrolló sin contratiempos y, ya en órbita, la Progress 59 incluso abrió sus dos paneles solares. Sin embargo, cuando el centro de control en Moscú no logro establecer una comunicación estable con la nave se constató que la Progress 59 estaba indebidamente girando sobre sí misma.

Los seis astronautas de la ISS tienen suministros suficientes hasta principios de agosto aunque no llegará hasta entonces ninguna otra nave de carga. En el peor de los casos cabría reducir la tripulación. Pero está programado el vuelo de una nave de carga estadounidense CRS-7 Dragón para las próximas semanas.