Copenhague, Dinamarca.

La primera ministra de Dinamarca anunció el lunes que cerrarán centros educativos, bares, cafés y restaurantes de 38 municipios, incluidos Copenhague y otras dos grandes ciudades, para contener el aumento de casos en el país.

'La propagación del virus aumenta y la situación es muy preocupante. Por lo tanto, tenemos que tomar medidas para controlar los contagios y la pandemia', explicó durante una rueda de prensa Mette Frederiksen, al tiempo que pedía a los daneses que no se reúnan más de diez personas durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Como ya ocurrió en la primavera (boreal), a partir del miércoles, los centros educativos volverán a las clases en línea, y los bares, cafés y restaurantes cerrarán, pudiendo vender solo para llevar.

Puede leer: Muere el expresidente uruguayo Tabaré Vázquez a los 80 años

Estas medidas se aplicarán solo en las zonas más afectadas del país escandinavo: Copenhague y su periferia, así como otras dos grandes ciudades de Dinamarca, Aarhus (oeste) y Odense (centro).

Las autoridades sanitarias registraron el lunes un récord diario de 2.046 nuevos casos en 24 horas. Y se espera que de aquí a Navidades los contagios se acerquen a los 4.000 diarios, en un país de 5,8 millones de habitantes, según informó la televisión pública DR.

Además: OMS advierte que la pandemia no acabará con el lanzamiento de la vacuna

Las restricciones anunciadas el lunes estarán en vigor hasta el 3 de enero para controlar un aumento de casos calificado de 'exponencial' por el ministro de Sanidad, Magnus Heunicke.

Estas medidas complementan a las que tomó Dinamarca durante la segunda ola que golpea a Europa desde octubre, como reuniones sociales de no más de 10 personas y cierre de bares a las diez de la noche, y que se mantendrán hasta el 28 de febrero.

Foto: La Prensa

La gente usa mascarilla en un tren del metro en Copenhague para protegerse del coronavirus.