18/08/2022
01:06 AM

Más noticias

Cristina Kirchner considera un “precedente alarmante” extradición de Assange

La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, manifestó este sábado que la extradición a Estados Unidos del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, marca un “precedente alarmante”.

Buenos Aires, Argentina.

La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, manifestó este sábado que la extradición a Estados Unidos del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, marca un “precedente alarmante” para el periodismo y la investigación en todo el mundo.

“La decisión de habilitar la extradición de Julian Assange no sólo pone en peligro su vida, sino que además marca un precedente alarmante para todos los y las periodistas del mundo que investigan y buscan la verdad: disciplinamiento periodístico para todas y todas”, aseveró la también expresidenta (2007-2015) en su perfil de Twitter.

Puede leer: Miles de personas protestan ante el Capitolio por la desigualdad en EEUU

El periodista australiano, que lleva más de diez años bajo custodia en Reino Unido, es acusado en Estados Unidos de 18 delitos de espionaje e intrusión informática por haber expuesto públicamente los abusos del país norteamericano en Guantánamo (Cuba), Irak y Afganistán, y haber divulgado cientos de documentos confidenciales.

La ministra de Interior de Reino Unido rubricó este viernes la orden de extradición después de que el pasado 20 de abril un tribunal británico autorizara la entrega del periodista australiano para ser considerada por el Gobierno del Reino Unido.

También: El brote de viruela del mono en países no endémicos supera los 2,000 casos

El fundador de WikiLeaks lleva más de diez años confinado en el Reino Unido sin ser convicto, primero bajo arresto domiciliario a raíz de un caso de presuntos delitos sexuales ya archivado, y entre 2012 y 2019 estuvo refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres.

Tras su salida de esa legación diplomática en 2019, después de que Quito le retirara el refugio, el periodista permanece en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, al este de Londres.