03/03/2024
05:56 AM

Costa Rica vota por el cambio o la experiencia

El derechista Rodrigo Chaves es el favorito en los sondeos para ganar el balotaje de este domingo frente al expresidente Figueres, que busca dar la sorpresa.

San José, Costa Rica.

Costa Rica elige este domingo en balotaje a su próximo presidente entre el conservador Rodrigo Chaves, un exministro sancionado por acoso sexual, y el centrista José María Figueres, un exmandatario que ve su intento de volver al poder manchado por acusaciones de corrupción.

Chaves, doctor en Economía que ocupó por 180 días la cartera de Hacienda del Gobierno saliente y con 30 años de carrera en el Banco Mundial, lidera por más de tres puntos los sondeos con el novel Partido Progreso Social Democrático (PPSD).

Lo enfrenta el centrista José María Figueres, quien ya gobernó el país (1994-1998) con el tradicional Partido Liberación Nacional (PLN).“Cuesta mucho sacar con pinzas lo que quieren hacer Figueres o Chaves. Se nos ha ido como sociedad el enfoque primordial: elegir a alguien que vaya a liderar el país y no en temas de cuestionamientos”, consideró el economista y analista Daniel Suchar.

Figueres, de 67 años, y Chaves, de 60, aseguran que resolverán los principales problemas, como la deuda externa, equivalente a 70% del PIB, altos índices de pobreza (23%), desempleo (14%) y escándalos de corrupción en el sector público.

Costa Rica vota por el cambio o la experiencia

Pero sin mayoría en el Congreso, quien gane deberá negociar con el resto de partidos para concretar sus planes.

La pandemia golpeó duramente al turismo, uno de los principales motores económicos de Costa Rica, líder en protección del medio ambiente y con grandes atractivos naturales.

“EL PAÍS PURA VIDA”

3.5 de 5 millones de costarricenses están convocados a las urnas para la segunda vuelta electoral, que se celebrará este domingo 3 de abril.

200,000 mil puestos de trabajo ha prometido crear el expresidente José María Figueres en los próximos dos años si le gana las elecciones a Chaves.

“La prioridad en este momento es levantar la economía, reactivarla (...), buscar opciones de trabajo para la gran cantidad de gente desempleada”, dijo a la AFP el auditor Andrés Fonseca, de 35 años, en la capital San José.

Para el analista Alejandro Molina, del Observatorio de la Política Nacional de la Universidad de Costa Rica (OPNA-UCR), “a nivel socioeconómico el país se encuentra sumamente deteriorado. Incluso antes de la pandemia, con desempleo estructural y la débil situación de las finanzas públicas”.

Chaves lidera los más recientes sondeos con un 41.8% de las intenciones de voto, mientras Figueres obtiene el 38% del apoyo.Al 31 de marzo aún había un 18% de indecisos, tres puntos más de los que había a inicios de mes.

Escándalo por acoso sexual

Con su lema “Me como la bronca” [asumo la pelea, ndlr], Chaves ha ganado una imagen de disposición a enfrentar los problemas del país.

“El 3 de abril va a ser una verdadera revolución en la historia de esta patria. Vamos a limpiar la casa”, dijo en un último mitin.

“Espero que él sea la salvación (...). Los que lo critican seguramente no están en la situación económica que tenemos la mayoría de la población”, dijo Rolando Gutiérrez, uno de sus seguidores. Pero su candidatura está manchada por la controversia.

Chaves fue investigado y amonestado por el Banco Mundial por conductas de acoso sexual hacia dos subalternas entre los años 2008 y 2013, aunque él alega que fueron “bromas” malinterpretadas “por diferencias culturales”.

“Las que más perdemos somos las mujeres”, consideró la analista Gina Sibaja.

CLAVES

1. Costa Rica fue el último país en ingresar a la exclusiva Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (Ocde) en mayo de 2021, cuyos socios representan alrededor del 80% del comercio y de las inversiones mundiales. Es la cuarta nación latinoamericana en adherirse a la Ocde, junto a México, Colombia y Chile.

2. El actual presidente firmó un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recibir un crédito de 1,778 millones de dólares (ya se le desembolsaron 589 millones) y así rescatar su economía en crisis, agobiada por una deuda de más del 70% de su PIB, una de las cuatro más altas de América Latina.

3. Estimaciones oficiales dicen que la economía en 2022 cerrará con un alza del 3.9% del PIB, pero también hay una expectativa de inflación que sufrió recientes variaciones y ahora podría ascender a más del 4%. El empuje al turismo ayudó a disminuir la tasa de desempleo hasta un 13.7% (estuvo sobre el 20%) en 2021.

“Creo que Chaves está aquí por un efecto bumerán. Se le victimizó por su sanción y generó empatía, principalmente entre los hombres, dado que el acoso en Costa Rica es pan de todos los días”. Acusaciones de corrupción.

Figueres, un ingeniero industrial y consultor que fue presidente entre 1994 y 1998 y es hijo de otro mandatario, José Figueres Ferrer, que abolió el Ejército en 1948, busca volver al poder con el lema “Experiencia para progresar”.

“Esta elección es diferente a todas las anteriores (...) nos jugamos nuestro futuro”, dijo en su cierre de campaña.

Fue investigado, pero no enjuiciado por presuntamente haber recibido 900,000 dólares en 2004 de la empresa francesa Alcatel, que aceptó haber sobornado a funcionarios públicos para obtener licitaciones.

Se negó a declarar ante la justicia por el caso y no regresó a Costa Rica hasta que prescribió la causa, en 2011.

Economía y desempleo, el reto

Los costarricenses votarán con la mirada puesta en asuntos urgentes como la estabilidad de las finanzas públicas, la generación de fuentes de trabajo, la reducción de la pobreza y el destino de un acuerdo financiero con el Fondo Monetario Internacional (FMI), los cuales impactarán en el futuro cercano de esta nación, acostumbrada a índices positivos de desarrollo.

Históricamente, Costa Rica ha sido una de las naciones más prósperas de Latinoamérica, con indicadores de primer mundo en salud y educación, pero en los últimos años ha venido sufriendo un deterioro en sus finanzas públicas y en los índices de pobreza y desempleo.

El actual mandatario, Carlos Alvarado, consiguió la aprobación de una reforma fiscal en 2018 que era rechazada por sindicatos y organizaciones de la sociedad civil, y por la cual hubo una huelga que se extendió por casi tres meses, principalmente en el sector educativo.

Alvarado consideró que esa reforma era urgente para frenar el déficit fiscal y el crecimiento de la deuda, pero los resultados de su implementación no han sido visibles, pues en 2020 llegó la pandemia del covid-19 y el consecuente golpe a la economía del país.

El desempleo en la pandemia llegó a estar en la histórica cifra del 24%, pero en 2021 comenzó a reducirse hasta llegar al 13.7% a inicios de 2022, aun por encima del 12% que registraba el país antes de la emergencia sanitaria.

Figueres ha prometido un programa de empleo para generar 200,000 puestos de trabajo en dos años, y otro para construir 160,000 casas.

Mientras que Chaves ha dicho que eliminará las trabas a la inversión y el emprendimiento, y además que reducirá las cargas sociales y modificará el Código de Trabajo para ajustarlo a la época actual.

Alvarado: “Dejamos la casa ordenada y eso es un logro”

Tras cuatro años al frente del Gobierno de Costa Rica, el presidente del país centroamericano, Carlos Alvarado, asegura que dejará el poder “con la casa ordenada” en lo financiero, medioambiental y en avances en derechos humanos, algo que el mandatario considera “un logro después de mucho tiempo de desórdenes”.

El mandatario destacó su legado en derechos sociales, economía y medioambiente. Esos temas han sido, según el mandatario costarricense, los grandes asuntos en los que ha trabajado su Gobierno y son, a su juicio, los avances que se deben mantener en un “país moderno”, más allá del rumbo político que tome.

En ese sentido, Alvarado recordó que durante su administración se aprobó el matrimonio igualitario, la anticoncepción de emergencia y se puso en práctica la norma técnica para el aborto terapéutico en caso de riego de vida de la mujer.

En la parte económica, el presidente aseguró que su gobierno deja un país “que en el año 2021 creció al 7.6% del PIB. No solo recuperó la pérdida de la pandemia, sino que la superó. En ese año tuvimos un crecimiento de dos dígitos de las exportaciones, el más grande de los últimos 13 años”.

Destacó también que en los últimos años, gracias a las reformas llevadas a cabo por su Ejecutivo, “las cuatro calificadoras de riesgo movieron la calificación de Costa Rica de B- a B estable”.

Alvarado resaltó el “buen manejo de la pandemia” en su país, con unos de los niveles de vacunación “más altos de la región, incluso uno de los niveles más altos de la Ocde, lo que muestra que supimos tener un buen crecimiento económico”.