24/05/2024
01:43 AM

Corea del Sur y EEUU hacen maniobras con bombardero para responder a Pionyang

  • 20 diciembre 2023 /

Corea del Norte lanzó un misil balístico intercontinental al mar de Japón.

Seúl, Corea del Sur.

Los ejércitos de Corea del Sur, Japón y EEUU realizaron hoy maniobras aéreas conjuntas que incluyeron la presencia de un bombardero estratégico estadounidense B-1 para responder al lanzamiento de un misil balístico intercontinental (ICBM) por parte de Corea del Norte.

El ejercicio se realizó sobre las aguas “de la zona donde se superponen las zonas de identificación de defensa aérea (ADIZ, por sus siglas en inglés) entre la República de Corea (nombre oficial del Sur) y Japón” al este de la isla surcoreana de Jeju, indicó en un comunicado el Estado Mayor Conjunto (JCS) sureño.

Es la decimotercera vez este año que un bombardero estratégico estadounidense visita Corea del Sur, en lo que supone una nueva muestra de la llamada “disuasión extendida” y de la escalada militar que se vive en la península coreana.

La disuasión extendida o ampliada, es el acuerdo entre EEUU y Corea del Sur por el cual Washington protege a su aliado y que incluye el despliegue periódico y rotatorio de activos estratégicos estadounidenses, además del recién creado Grupo de Consulta Nuclear (NGC), que establece el marco de diálogo para contemplar también una respuesta nuclear a un ataque norcoreano.

Los de hoy son los segundos ejercicios aéreos conjuntos que ejecutan Seúl, Tokio y Washington (el primero fue el pasado octubre) y, además del bombardero, participaron cazas de combate F-15 surcoreanos, F-16 estadounidenses y F-2 (que son la versión nipona del F-16) japoneses.

Las maniobras suponen una implementación de los acuerdos alcanzados por los tres países en Camp David el pasado verano y “fortalecen las capacidades de los tres países para responder a las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte”, afirma el comunicado del JCS.

Trump afirma que los migrantes “están envenenando la sangre” de Estados Unidos

El pasado lunes Corea del Norte testó un ICBM de combustible sólido, en lo que supuso su quinto lanzamiento de misiles de largo alcance este año, una cifra récord.

Tras el fracaso de las negociaciones sobre desnuclearización con EEUU en 2019, Corea del Norte aprobó un plan de modernización armamentístico -que incluye desplegar satélites militares y ha implicado la realización de infinidad de pruebas de misiles- además de rechazar el reinicio del diálogo y buscar un mayor acercamiento con China y Rusia.

A su vez, Seúl, Tokio y Washington han reforzado su cooperación militar e incrementado sus maniobras conjuntas, al tiempo que el despliegue de activos estratégicos estadounidense en la península -el domingo pasado también llegó a Corea del Sur el submarino de propulsión nuclear USS Missouri- se ha tornado en algo frecuente. EFE