San Pedro Sula, Honduras.

Según los expertos, la enfermedad del siglo 21 es el estrés, ya que cuando se presenta un cuadro en el campo laboral afecta el rendimiento y la competitividad del empleado.

Sobre ello habla Santiago Blandón, coach de la consultora empresarial Horizontes Millenium, en una entrevista concedida a LA PRENSA.

La institución ofrecerá el 25 y 26 de este mes, en Tegucigalpa y San Pedro Sula (en el hotel Copantl), respectivamente, un seminario especial para las empresas interesadas en herramientas que reduzcan el estrés laboral.

¿Es mayor la incidencia de casos de personas con estrés en San Pedro Sula en relación con el interior del país?

El estrés es un problema de carácter global. Afecta no solo a nivel local, sino que es una pandemia mundial. La raíz básica del mismo es la incapacidad de las personas para reconocer, administrar y enfocar sus emociones, y aquí tenemos un problema toral, pues ninguna institución nos enseña lo que se conoce como inteligencia emocional. Lo que realmente ocurre a diferencia de una ciudad a otra es la incidencia cultural de cada lugar. Personas dentro de un mismo país tienen niveles de tolerancia al estrés muy diferentes debido a factores como el enriquecimiento personal con base en conocimientos y técnicas de control mental y emocional.

¿Cuáles son las causas del estrés laboral?

El ritmo acelerado en el que estamos inmersos, las exigencias productivas, la falta de satisfactores reales a nivel personal, los desbalances emotivo, sentimental y familiar a los que estamos sujetos, la falta de credibilidad en un liderazgo corporativo real. Adicionalmente, la falta de seguridad económica que gran parte de la población pasa debido a la situación actual de la economía es una de las principales causas del estrés laboral. Estos factores estresantes a los que nos tenemos que enfrentar en esta época hace que estemos más nerviosos de lo normal. Prisa, exceso de responsabilidades, malas relaciones con compañeros y jefes. También, muchas veces hay miedo de decir “no” a las demandas laborales que exceden de nuestro trabajo. Negarse sería un riesgo de despido y con lo mal que está el mercado laboral hoy en día hay temor a ser despedidos. Otro aspecto que causa estrés son las personas tóxicas, aquellas que nos quitan la positividad, que hacen que nuestro ánimo se vea afectado de forma negativa.

¿Cuáles son las profesiones que causan más presión y estrés?

Todas las profesiones conllevan estrés. Desde la persona que atiende a un cliente hasta los bomberos cuando están apagando un incendio, así como el médico que atiende en una cirugía o el estudiante que se presentará a un examen. Depende del nivel de control mental y emocional que tengamos para que el estrés sea positivo. Imagina el gerente o el médico que disfruta de sus reuniones o cirugías (...) el estrés se convierte en algo positivo, en un continuo flujo de pensamientos de cómo ayudar a la persona que tiene frente a él.

¿Qué se recomienda a una persona que está presentando un cuadro de estrés laboral?

Primero, detectar qué es lo que le provoca el estrés. La mayor parte de las personas está estresada por factores económicos o financieros, por lo cual este es uno de los más recurrentes conforme con análisis internos realizados en algunas compañías locales. Las personas y empresas pueden disponer de tiempo para que sus colaboradores manejen la educación financiera básica, y solo con esto los niveles de estrés cambian.

¿En qué consisten las capacitaciones de estrés laboral que ofrecerán a finales de septiembre?

Para ayudar a solucionar este problema ponemos a disposición herramientas práctico-consultivas para hacer un enfoque de capacidades y habilidades de gestión profesional. Dependiendo del grado de afectación y del entorno profesional, desarrollamos a nivel gerencial el tema “Inteligencia directiva para incremento de gestión” y el programa de “Inteligencia emocional aplicada”, en el cual entrenamos a los participantes para reconocer estímulos del entorno.