San Pedro Sula, Honduras.

La excesiva cantidad de trámites sigue siendo el factor de nunca acabar que retrasa de nuevo la exportación de carne de pollo a uno de los mercados más exigentes del mundo: Estados Unidos.

Hace más de una semana se registró el segundo envío de huevos a Georgia, lo que convirtió a Honduras en el primer país exportador de este producto al país norteamericano. Sin embargo, este año los avicultores nacionales descartan que los envíos de carne de pollo al principal socio comercial sean una realidad, pese a que en reiteradas ocasiones han anunciado que está por concretarse.

Georgia posee una de las actividades avícolas más competitivas y poderosas del mundo. Tanto así que si ese terruño fuera un país, sería el octavo productor de pollos en el mercado internacional.

“El proceso continúa y queda en manos del Gobierno de EUA darle seguimiento a esos trámites. Como sector privado seguimos apoyando este proceso porque al final generará más empleos y más divisas para nuestro país”, refiere Alberto Bográn, vicepresidente de la Asociación Nacional de Avicultores (Anavih).

La producción de huevo llega a 10 mil cajas diarias y de pollo a 8 millones de libras a la semana. El consumo per cápita en huevo es de 130 a 135 huevos y en pollo entre 42 y 44 libras.

María Antonia Rivera, directora de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), revela que por parte de las plantas avícolas hondureñas se han cumplido los trámites técnicos a tiempo.

“Se trata de un protocolo del Gobierno de EUA. La avicultura hondureña, junto con la de Costa Rica, está libre de cuatro enfermedades aviares y es de las más sofisticadas en Latinoamérica”, dice Rivera.

$!Foto: La Prensa