Redacción.

Desde hace varios días, un cohete chino está regresando a la Tierra sin que se sepa dónde ni cuándo impactará. Existen altas probabilidades de que sus restos caigan en una zona habitada.

Esto es algo que tiene preocupados a los expertos, ya que su enorme masa, de entre 10 y 18 toneladas, es poco probable que el cohete se consuma por completo. A lo que lleva a la siguiente interrogante: ¿Qué tan probable es que los restos golpeen a una persona?

Jonathan McDowell, un astrofísico de Harvard, dice que hay solo una probabilidad de “uno entre varios miles de millones” de que los residuos del cohete golpee a alguien.

'La gente no debería preocuparse por la pequeña probabilidad de ser alcanzada por los restos del cohete Long March 5B. Creo que es más probable que caiga en el Océano Pacífico y todos dirán '¿por qué estaban todos emocionados?'”, dijo el astrofísico

Asimismo, el experto detalló al medio The Independent que no es necesario usar algún tipo de casco. “No necesitas sacar tu casco Skylab. No debes perder un ápice de sueño en esto, no te preocupes a nivel personal, no te va a pegar.”

¿Qué está sucediendo?

El 29 de abril, China lanzó el primer módulo de su futura estación espacial, Tianhe ('Armonía celeste'), con el cohete Larga Marcha 5B. El primer piso de esta potente lanzadera es lo que está regresando ahora a la Tierra.