Banda "vendía" cupos de UCI por $20,000 a enfermos de covid-19 en Perú

La policía peruana desmanteló una banda que cobraba 20 mil dólares a familiares para internar a pacientes con covid en UCI.

El repunte de casos en Perú lo ha llevado a tener la mayor mortalidad por covid 19./AFP.
El repunte de casos en Perú lo ha llevado a tener la mayor mortalidad por covid 19./AFP.

Lima, Perú.

Nueve personas, entre ellos funcionarios de un hospital público, fueron detenidas en Perú acusadas de "vender" por 20.000 dólares camas de cuidados intensivos para pacientes graves con covid-19.

Los nueve supuestos integrantes de la banda comparecieron este jueves ante un juez, tras ser detenidos el miércoles, entre ellos administrativos del hospital Guillermo Almenara de Lima, directivos de una ONG de ayuda a pacientes y familiares de ellos.

"Es un operativo que se inició hace días en base a una denuncia de un ciudadano que tenía un familiar con covid-19", declaró el fiscal Reynaldo Abia a la prensa.

La banda cobraba 82.000 soles (20.500 dólares) para colocar a enfermos graves con covid-19 en el primer lugar de la lista de espera de camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Almenara, según la Policía y la Fiscalía.

La venta de camas UCI "era un secreto a voces", según medios peruanos, pero la banda fue detectada después de la denuncia de una mujer que contrató una cama.

"Les ofrecieron saltar del puesto 20 [de la lista de espera] al número uno", "primero le pidieron 85.000 soles, pero luego le hicieron una rebaja. La denunciante hizo dos depósitos de 35.000 y 47.000 soles", dijo el coronel Arturo Valverde, jefe de la brigada anticorrupción de la Policía.

Perú ha sido duramente golpeado por la pandemia, que puso al sistema de salud al borde del colapso, aunque los contagios y decesos vienen disminuyendo desde mayo. Hubo en abril un récord de 15.547 enfermos con covid-19 en los hospitales, según cifras oficiales, pero ahora bajaron a 7.000 en el declive de la segunda ola de la pandemia.

El país acumula más de dos millones de contagios y casi 200.000 muertos desde que el virus irrumpió en marzo de 2020. Tras revisar las cifras, a fines de mayo pasado, pasó a tener la mayor tasa de mortalidad por la pandemia en el mundo, con 601 decesos por cada 100.000 habitantes.

Vea: "Demasiado tarde": Pacientes ruegan por una vacuna antes de morir por covid 19

Según las autoridades, la banda era dirigida por los funcionarios Pedro César Pino y Nery Magaly Ochoa. La integraba también Ana Cecila Oróstegui, tesorera de la ONG Donantes de Esperanza.

En la cuenta bancaria del hijo de Oróstegui -también detenido- la denunciante hizo los dos depósitos para conseguir la cama UCI para su pariente enfermo.

"Es abominable que alguien pueda negociar con camas UCI. Creo que la sanción debe ser drástica", declaró el ministro de Salud, Óscar Ugarte.

La Prensa