Video muestra ejecución de un policía a plena luz del día en Nuevo México

Un supuesto traficante de drogas ejecutó a un agente luego de que este le realizara una parada de tránsito.

Un agente de policía de Nuevo México fue abatido por un supuesto traficante de drogas./Twitter.
Un agente de policía de Nuevo México fue abatido por un supuesto traficante de drogas./Twitter. /

Nuevo México, Estados Unidos.

En pleno debate sobre el endurecimiento de las leyes para comprar armas en Estados Unidos tras las recientes masacres, funcionarios de la Policía Estatal de Nuevo México revelaron un impactante video que muestra la ejecución de un oficial a manos de un supuesto traficante de drogas.

Los hechos ocurrieron el pasado 4 de febrero, pero el video de la ejecución fue revelado este fin de semana por las autoridades de Arizona. Las crudas imágenes muestran al oficial Darian Jarrott realizar una parada de tráfico al conductor de una camioneta Chevrolet blanca en la Interestatal 10 de Nuevo México.



El agente se acerca a la ventana del pasajero y le pide al conductor, identificado como Omar Felix Cueva, de 39 años, que salga del vehículo.

Las imágenes captadas por la cámara de seguridad de la Patrulla de Jarrott muestran a Cueva salir del lado del conductor sosteniendo un rifle AR-15 con el que sorprende al oficial Jarrott disparándole a quemarropa.

El agente se agacha en un intento de evadir el ataque pero es rematado tras caer al suelo por Cueva.



El atacante disparó varias rondas más contra Jarrott, quien fue alcanzado por disparos y murió.

Vea: Policía pide disculpas por asesinato de salvadoreño confundido con pandillero

Varios refuerzos llegaron rápidamente a la escena del ataque y emprendieron una persecución contra el supuesto traficante de drogas. Cueva se detuvo y disparó contra los otros oficiales que respondieron al fuego, sin embargo Cueva logró a los agentes.

Finalmente, cerca de la salida de Picacho en la I-10, los oficiales utilizaron con éxito dispositivos para desinflar neumáticos en la camioneta de Cueva.

La Prensa