Taiwán de duelo tras su peor desastre ferroviario en décadas

El tren se dirigía desde Taipéi a la ciudad de Taitung, en el sureste de la isla.

Familiares de las víctimas que murieron en el tren descarrilado, rezan en el lugar del accidente en las montañas de Hualien. Foto FP
Familiares de las víctimas que murieron en el tren descarrilado, rezan en el lugar del accidente en las montañas de Hualien. Foto FP

Hualien, Taiwán.

Los equipos de rescate retiraban este sábado los vagones de tren destrozados por la peor catástrofe ferroviaria de Taiwán en décadas que se saldó con más de 50 muertos, mientras las banderas ondeaban a media asta en una isla sumida en el duelo.

Los funcionarios dijeron que la devastadora colisión del viernes fue causada por un vehículo de mantenimiento que se habría deslizado por un terraplén hasta las vías.

Un tren lleno de hasta 500 personas al comienzo de un largo fin de semana de vacaciones luego golpeó el camión justo cuando entró en un estrecho túnel cerca de la ciudad costera de Hualien, en el este.

"Se sospecha que el conductor no tiró lo bastante del freno de mano por lo que el vehículo se deslizó 20 metros [...] hasta las vías del tren", declaró el vicedirector de la Autoridad Ferroviaria de Taiwán, Feng Hui-sheng. El conductor del vehículo ha sido liberado bajo fianza después de haber sido interrogado por los fiscales y se le prohíbe salir de Taiwán en espera de una investigación adicional.

Los socorristas describieron una escena espantosa cuando se precipitaron en el túnel y encontraron la parte delantera del tren pulverizada en una malla retorcida de metal.

"El vagón número ocho fue el que más daños sufrió y más muertos", declaró este sábado a la prensa el socorrista Chang Zi-chen, refiriéndose al vagón de la parte delantera.

Lea: Presidente argentino resulta positivo de covid-19 a más de un mes de vacunado

"La mitad del vagón estaba abierto y los cuerpos estaban apilados", agregó. Los rescatistas pasaron horas extrayendo víctimas y sobrevivientes.

Un reportero de la AFP en el terreno observó que más vagones dañados dentro del túnel aún no habían sido extraídos. Los rescatistas dijeron que podría haber más cuerpos entre los restos.

"Realmente devastador"

El Ministerio del Interior ordenó que todas las banderas se bajaran a media asta durante tres días, mientras que la presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, visitaba a los heridos en los hospitales de Hualien.

"Las agencias gubernamentales están haciendo un esfuerzo total con la esperanza de minimizar el impacto del desastre para que los fallecidos puedan descansar en paz y los heridos puedan recuperarse pronto", dijo a los periodistas.

El accidente se produjo el viernes en torno a las 09H30 (01H30 GMT), al comienzo de una festividad anual de cuatro días que llena carreteras y ferrocarriles, pues muchos taiwaneses regresan a las aldeas para limpiar las tumbas y hacer ofrendas a sus antepasados.

taiwan 2.3(1024x768)
En esta fotografía tomada y publicada por la Oficina Presidencial de Taiwán, la presidente Tsai Ing-wen consuela a un pasajero herido luego del accidente de tren. Foto AFP


Más de 175 pasajeros fueron llevados al hospital. Entre los fallecidos se encuentra un ciudadano francés, en tanto dos japoneses y un residente de Macao resultaron heridos.

Además: Detectan una bola de fuego sobrevolando el centro España a 72.000 km/hora

Sobrevivientes dieron testimonio aterrador de su terrible experiencia dentro del tren. "Vi cuerpos y partes de cuerpos por todas partes, es realmente devastador", dijo un hombre llamado Lo al periódico Apple Daily.

Morgues en Hualien trabajaron toda la noche preparando cuerpos para entregarlos a familias devastadas. Los pasajeros de la parte trasera del tren pudieron salir ilesos.

"Sentí como si hubiera habido una violenta y repentina sacudida y caí al suelo. Rompimos la ventana para subir al techo del tren y salir", declaró una mujer. Los rescatistas trabajaron durante horas para socorrer a los pasajeros atrapados en el túnel.

Atractivo turístico

La línea ferroviaria del este de Taiwán suele ser un atractivo turístico porque recorre su espléndida y menos poblada costa oriental. A través de múltiples túneles y puentes serpentea las montañas y las espectaculares gargantas antes de descender por el valle de Huadong.

El accidente del viernes es una de las peores catástrofes ferroviarias en Taiwán de las que se tiene constancia. El último gran descarrilamiento remonta a 2018, cuando murieron 18 personas en el extremo sur de la misma línea.

El maquinista de ese tren fue acusado entonces de homicidio por negligencia. Más de 200 de los 366 pasajeros resultaron heridos.

Este accidente fue el peor desde 1991, cuando 30 pasajeros murieron y 112 resultaron heridos por la colisión de dos trenes en Miaoli. El diario Apple Daily dijo que el peor accidente de la isla fue en 1948 y dejó 64 muertos.

La Prensa