Casa Blanca destaca "valentía" de Harry y Meghan al hablar de salud mental

En una entrevista concedida a Oprah Winfrey, Harry y Meghan abordaron temas como los pensamientos de suicidio.

Harry y Meghan concedieron entrevista a Oprah Winfrey.
Harry y Meghan concedieron entrevista a Oprah Winfrey.

Washington.

La Casa Blanca saludó el lunes la "valentía" del príncipe Harry y de su mujer Meghan Markle al día siguiente de su entrevista explosiva con Oprah Winfrey en la televisión estadounidense.

"Para cualquier persona, dar el paso y hablar de sus propias luchas con la salud mental y relatar su historia personal requiere valentía", subrayó Jen Psaki, secretaria de prensa del presidente Joe Biden.

Psaki afirmó, sin embargo, que tanto Harry como Markle son ahora "ciudadanos privados".

"No haremos más comentarios en nombre del presidente", agregó.



"Tenemos una relación fuerte y duradera con el pueblo británico y una asociación especial con el gobierno de Reino Unido en muchas cuestiones que van a continuar", afirmó.

Harry y Meghan, conocidos oficialmente como el duque y la duquesa de Sussex, realizaron varias críticas al resto de la familia real en la entrevista de dos horas que concedieron a Oprah, emitida el domingo, en la que abordaron temas como los pensamientos de suicidio, el racismo y la carga de la tradición.

La polémica entrevista

La "entrevista devastadora" del príncipe Harry y Meghan fue como "un bombardero B-52" descargado sobre el Palacio de Buckingham, acusado de indiferencia ante las tendencias suicidas de ella y los pedidos de ayuda de él, e incluso de racismo hacia su hijo.

Un año después de su estrepitosa salida de la realeza británica y su partida a California, la pareja pintó con estas confesiones, recogidas por la estrella de la televisión estadounidense y amiga personal Oprah Winfrey, un sombrío retrato de la monarquía británica.



"Fuera lo que fuera lo que la familia real esperaba de esta entrevista, esto fue peor", afirmó The Times. "Meghan tuvo tendencias suicidas. Estaba preocupada por su bienestar psicológico. Lloró en un acto oficial. Y la familia real no ayudó", agregaba el periódico, considerando que se trata de "acusaciones perjudiciales" para la institución.

"La pareja cargó un bombardero B-52, sobrevoló con él el Palacio de Buckingham y descargó su arsenal justo encima", afirmó por su parte el canal británico ITV, que compró los derechos para retransmitir las dos horas de entrevista el lunes por la noche en el Reino Unido.

La Prensa