Exnovia de Jeffrey Epstein, Ghislaine Maxwell, comparecerá ante un juez de Nueva York

Maxwell está acusada por la Fiscalía de Nueva York de "ayudar" a Epstein a "explotar y abusar sexualmente de múltiples" niñas entre 1994 y 1997, además de mentir a la Justicia sobre el asunto.

Ghislaine Maxwell, exnovia de Epstein, comparecerá por primera vez ante un juez tras su arresto e inculpación por tráfico sexual de menores.
Ghislaine Maxwell, exnovia de Epstein, comparecerá por primera vez ante un juez tras su arresto e inculpación por tráfico sexual de menores.

Nueva York, EEUU.

La británica Ghislaine Maxwell, exnovia y colaboradora del difunto financista Jeffrey Epstein, comparecerá el viernes por primera vez ante un juez de Nueva York, tras su arresto e inculpación por tráfico sexual de menores.

Tras consultar al abogado de Maxwell, la fiscalía del distrito sur de Nueva York fijó la audiencia para el 10 de julio, según un documento archivado en el sistema judicial.

Los fiscales pedirán probablemente al juez que Maxwell permanezca detenida, sin posibilidad de libertad bajo fianza. En un documento divulgado tras su arresto argumentaron que presenta "un riesgo extremo de fuga".

Modus operandi

La fiscalía del distrito sur de Nueva York la inculpó de seis delitos por ayudar a reclutar a adolescentes para satisfacer los deseos sexuales de Epstein y sus amigos ricos y poderosos, y de transportarlas a otro estado con ese fin entre 1994 y 1997, así como por participar a veces en los abusos y mentir a la justicia bajo juramento.

Maxwell y Epstein tenían "un método": invitaban a adolescentes vulnerables al cine, a hacer compras y les preguntaban por la escuela y su familia, dijo a periodistas Audrey Strauss, fiscal interina del distrito sur de Nueva York. "Les hacían sentir que tenían una deuda con Epstein", explicó.

A veces Maxwell participaba en los abusos de las adolescentes -una de ellas de apenas 14 años-, por ejemplo en masajes de carácter sexual; a veces solo miraba, añadió la fiscal.

Autoridades de EEUU acusan a Maxwell de ayudar a reclutar a las víctimas de Epstein y sus amigos ricos y poderosos.

MIRA: Príncipe Andrés presionado para dar testimonio de Epstein tras arresto de Ghislaine Maxwell

Ghislaine Maxwell es trasladada a un centro penitenciario de Nueva York

Este lunes Maxwell fue trasladada a un centro penitenciario de Nueva York tras ser detenida el jueves anterior en New Hampshire (EE.UU.) por su supuesta participación en la trama de abusos sexuales a menores en torno al financiero, que se suicidó en prisión el pasado año.

Según el Departamento de Prisiones, Maxwell se encuentra ya en el Centro de Detención de Brooklyn, por lo que permanece en una instalación distinta a la de Epstein, el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan, que recibió una oleada de críticas después de que el magnate se quitara allí la vida en agosto de 2019 antes de su juicio, pese al alto perfil de su caso.

Encarcelada por riesgo de fuga

Se espera que se celebre una vista del caso de Maxwell en la Corte Federal de Manhattan a finales de esta semana, como han solicitado los fiscales, que pretenden argumentar que la socialite británica debe permanecer detenida hasta que se celebre el juicio, ya que han calificado su riesgo de fuga como "extremo".

En un documento, la fiscal en funciones del Distrito Sur de Nueva York, Audrey Strauss, señaló el pasado jueves que la acusada tiene "tres pasaportes, grandes cantidades de dinero, amplias conexiones internacionales y absolutamente ninguna razón para quedarse en EE.UU. y afrontar la posibilidad de una larga sentencia".

Maxwell, socia, amiga cercana y expareja de Epstein, fue detenida el 2 de julio en una lujosa propiedad en el estado de New Hampshire después de permanecer durante meses en paradero desconocido.

Parte del jet set británico, Maxwell tenía amigos importantes como el príncipe Andrés, también denunciado como participe del círculo de abuso sexual creado por Epstein.

ADEMÁS: Víctimas de Weinstein recibirán millones de dólares en compensaciones

La Fiscalía argumenta que tiene pruebas "sólidas" contra la acusada, con alegaciones serias de "múltiples víctimas" respaldadas por documentos como registros de vuelo, entradas de diario o fichas de negocios, y que de ser encontrada culpable se enfrenta a un máximo de 35 años en prisión, lo que crea "un incentivo extraordinario para fugarse".

Además de tener nacionalidad de EE.UU., Reino Unido y Francia, Maxwell ha acumulado más de 20 millones de dólares en sus cuentas bancarias en los últimos años y fue capaz de pasar desapercibida durante meses en Bradford (New Hampshire), en una propiedad de 630.000 metros cuadrados comprada en efectivo el pasado diciembre a través de una empresa anónima.

"Maxwell tiene tres pasaportes, grandes sumas de dinero, vastas conexiones internacionales, y absolutamente ninguna razón para permanecer en Estados Unidos y correr el riesgo de una larga pena de prisión", subrayaron.

La fiscal alega, además, que ofrecer a Maxwell confinamiento domiciliario con un aparato de rastreo no mitigaría el alto riesgo de fuga "porque se lo puede quitar fácilmente".

Epstein, que fue detenido el pasado año acusado de tráfico sexual de menores, se suicidó en agosto en una cárcel de Nueva York en la que estaba ingresado a la espera de juicio.

Si es hallada culpable, Ghislaine Maxwell enfrenta hasta 35 años de cárcel y podría pasar el resto de su vida tras las rejas, según los fiscales.

La Prensa