Miami cierra sus playas para celebración del 4 de julio por coronavirus

En Florida, donde la temporada turística está en pleno apogeo, también se han cerrado playas en un intento por frenar este nuevo pico de coronavirus, y los municipios han intensificado las medidas de protección de la salud.

La gente disfruta de una tarde en la playa de Coney Island en Brooklyn, Nueva York. AFP
La gente disfruta de una tarde en la playa de Coney Island en Brooklyn, Nueva York. AFP

Miami, Estados Unidos

Playas cerradas, shows de fuegos artificiales cancelados, reuniones familiares prohibidas y ahora restaurantes cerrados: el coronavirus eclipsa la tradicional celebración del 4 de julio, cuando Estados Unidos festeja su independencia.

Los nuevos casos de coronavirus en Estados Unidos superan los 40,000 diarios y el número de muertes es más de 127,000 en vísperas de uno de los asuetos más importantes del país, que usualmente se celebra en familia o con encuentros para contemplar los espectáculos pirotécnicos.

El gobernador de California, Gavin Newsom, ha expresado su preocupación sobre las grandes celebraciones familiares en las que los invitados "bajan la guardia" sobre el uso de mascarillas.

"Una de las áreas donde estamos viendo un aumento en la transmisión es en las reuniones familiares, que forman parte expresamente de la tradición del 4 de julio", dijo. "El patriotismo, al menos en un contexto de coronavirus, puede ser expresado de manera un poco diferente en consideración a (lograr) nuestra independencia de la coronavirus".

Y anunció este miércoles que en las próximas tres semanas restaurantes en espacios cerrados, cines, bares y otros comercios de Los Ángeles y otros 18 condados dejarán de operar para mitigar la propagación del virus, que ya se cobró en el estado 6.000 vidas.

Lo mismo en Nueva York, donde el alcalde Bill de Blasio anunció que los restaurantes no podrían reabrir todavía sus salones, como estaba previsto en la estrategia de desconfinamiento.

"Todos compartimos la preocupación de que comer dentro de un restaurante se ha tornado problemático", señaló.

El estado de Nueva York, que fue durante mucho tiempo el epicentro de la pandemia en el país y que ha visto un retroceso durante varias semanas, también ha establecido medidas estrictas para protegerse, al ordenar la cuarentena para los visitantes de 16 estados, casi la mitad de la población estadounidense.

690497-01-03(800x600)
Socorristas vigilan la playa de Coney Island en Brooklyn, Nueva York. AFP

"Un poco muy pronto"

Las autoridades locales de Los Ángeles decidieron cerrar las playas durante el fin de semana de asueto, mientras que en el condado de San Diego ha implementado una restricción horaria para bares y restaurantes.

Pero Marisol Martínez, residente de Los Ángeles y en fila para hacerse un test en el gigantesco estacionamiento del estadio de los Dodgers, considera que la ciudad abrió "un poco muy pronto".

"Todo el mundo yendo a bares, haciendo fiestas, yendo a restaurantes, es demasiado bueno para ser verdad", dijo a la AFP.

En Florida, donde la temporada turística está en pleno apogeo, también se han cerrado playas en un intento por frenar este nuevo pico de infecciones, y los municipios han intensificado las medidas de protección de la salud.

Y la mayoría de los eventos por el 4 de julio en el estado han sido cancelados.

En el condado de Miami-Dade, los voluntarios van de puerta en puerta distribuyendo tapabocas, guantes y alcohol en gel mientras repiten a los residentes la importancia de las medidas preventivas.

La ciudad de Miami Beach ha hecho obligatorio usar la mascarilla en público, con una penalidad de 50 dólares a quien no obedezca. Además, en Miami las autoridades decidieron el martes cerrar durante 30 días las empresas que no cumplan con las medidas sanitarias.

Espectáculos sorpresa

No todos los eventos por el día de la independencia fueron cancelados.

El 3 de julio, el presidente Donald Trump planea asistir a los fuegos artificiales con su esposa Melania en Mount Rushmore, una importante atracción turística en Dakota del Sur, donde los rostros de expresidentes del país están tallados en granito.

Y en Nueva York, la cadena Macy's anunció la organización "sorpresa" de varios espectáculos de pirotecnia de cinco minutos a lo largo de la semana, para evitar multitudes.

"Cada evento será breve y terminará antes de que los residentes puedan reunirse", explicó en un comunicado.

Con 1.199 muertes adicionales por el nuevo coronavirus registradas en el país en 24 horas, la cifra diaria comenzó a aumentar nuevamente el martes, según la Universidad Johns Hopkins. Este número se había mantenido por debajo de 1.000 desde el 10 de junio.

El experto líder del país en enfermedades infecciosas, Anthony Fauci, advirtió que la cifra de nuevos casos diarios podría subir a 100.000 si las autoridades y el público no adoptan medidas para frenar el contagio. Y reconoció que las autoridades sanitarias "no tienen el control total" de la pandemia.

La Prensa