Científicos italianos afirman que el virus del covid 19 se debilitó y generan polémica

Los científicos se dividen frente al fin de la emergencia por el coronavirus en Italia.

Roma, Italia.

Diez conocidos expertos italianos sostienen que "se acabó la emergencia" por el coronavirus en Italia debido a que la "carga viral" es más débil y por lo tanto menos contagioso, lo que ha dividido a la comunidad científica.

Entre los expertos que han firmado el documento, publicado por el diario Il Giornale, figuran Arnaldo Caruso, presidente de la Sociedad italiana de virología; Matteo Bassetti, director de enfermedades infecciosas del policlínico San Martino de Génova; Giuseppe Remuzzi, director del Instituto de Investigaciones farmacológicas Mario Negri y Massimo Clementi, director de Microbiología y Virología hospital San Raffaele de Milán.

Según esos científicos "el recurso a la hospitalización por síntomas causados por la infección viral es un fenómeno ya raro. Las evidencias de virus (...) han mostrado un constante incremento de casos con baja o muy baja carga viral".



Para los firmantes, cuatro meses después de los primeros brotes de una epidemia que provocó 34.000 decesos, los contagiados corren "un bajo riesgo de agravarse" y el virus ha perdido fuerza.

La posición de esos expertos ha sido duramente criticada por otros científicos, entre ellos el presidente del Consejo Superior de Sanidad, Franco Locatelli, miembro del comité técnico que asesora al gobierno, y Massimo Galli, director del departamento de enfermedades infecciosas del hospital Sacco de Milán, quienes invitan a la prudencia.

Posición "demencial e irresponsable"

Para el profesor Galli, entrevistado por la televisión pública, se trata de una "posición demencial e irresponsable".

El científico invitó a observar lo que está sucediendo en el resto del mundo, en particular en Brasil, donde el virus sigue avanzando y aún más cerca, Alemania y Portugal, que han tenido que cerrar algunas zonas tras registrar nuevos brotes.

Las autoridades además identificaron este jueves dos nuevos brotes de Covid-19 Bolonia (centro) y cerca de Caserta (sur), lo que ha obligado a cerrar un depósito y a aislar a un barrio con 700 personas.

El documento de los científicos ha sido rechazado como "una iniciativa inoportuna, que envía un mensaje incoherente y contrario a los pedidos de prudencia", lamentó Andrea Crisanti, el virólogo que logró frenar la propagación del covid-19 en la norteña región Véneto.

"Sólo el martes se registraron 150.000 casos nuevos en el mundo. El virus es real. La gente lo debe saber", advirtió en una entrevista al diario Il Corriere della Sera.

Crisanti considera que el éxito en Véneto se obtuvo gracias a que se decidió buscar a las personas asintomáticas para evitar que infectaran libremente a mucha gente.

Entretanto, Italia sigue registrando un menor número de contagios y decesos. El lunes se informó sobre 23 muertes, el martes 18 y el miércoles 30, datos relativamente bajos desde que inició la emergencia sanitaria a finales de febrero.

El número acumulado de decesos llegó a 34.644 y 239.410 contagiados, según el último boletín de la Protección Civil.

Vea: América Latina supera las 100,000 muertes por coronavirus

Las autoridades sanitarias siguen manifestando su preocupación sobre una segunda ola de contagios en la península, debido a que la población parece haber perdido el miedo a la pandemia y hace caso omiso de las precauciones.

"Si no tomanos medidas de precaución, volverá una nueva ola de contagios", advirtió el experto en enfermedades tropicales Marcello Tavio a la emisora Radio3.

Para los expertos, sólo la prevención evitará una nueva ola en octubre, con la llegada de los meses fríos y lluviosos, por lo que insisten en el lavado de manos y el uso de mascarilla para la población.

La Prensa