Costa Rica presentará una propuesta a Centroamérica sobre la crisis en las fronteras

"Esperamos que esto dé un buen resultado para encontrar ese balance que siempre hemos buscado entre el resguardo sanitario y el flujo de comercio que no puede parar", declaró Jiménez.

Camiones de carga en el paso fronterizo entre Panamá y Costa Rica. EFE/Carlos Lemos/Archivo<br/>
Camiones de carga en el paso fronterizo entre Panamá y Costa Rica. EFE/Carlos Lemos/Archivo
/

San José.

Costa Rica presentará este miércoles una propuesta para solucionar la crisis en las fronteras ante el cierre en el lado nicaragüense y los bloqueos de transportistas en el lado panameño en protesta por las medidas sanitarias impuestas por las autoridades costarricenses para enfrentar la pandemia del COVID-19.

La ministra de Comercio Exterior de Costa Rica, Dyalá Jiménez, dijo en un audio enviado a los medios de comunicación que la propuesta, elaborada junto al sector privado costarricense, pero de la no dio detalles, será presentada "en las próximas horas" al sector privado y Gobiernos de la región.

"Esperamos que esto dé un buen resultado para encontrar ese balance que siempre hemos buscado entre el resguardo sanitario y el flujo de comercio que no puede parar", declaró Jiménez.

LEA: La ONU felicita a Costa Rica por el "gran paso" del matrimonio igualitario

Tras detectar 50 casos de COVID-19 en transportistas extranjeros desde el 5 de mayo, Costa Rica decidió restringir el ingreso de los conductores foráneos a partir del lunes, lo cual generó malestar en el sector privado y Gobiernos de la región centroamericana, que han exigido que se levante esa medida.

Según Costa Rica, Nicaragua cerró por completo su lado de la frontera lo que está ocasionando kilométricas filas en ambos lados, mientras que en el otro extremo del país grupos de transportistas han bloqueado la frontera del lado panameño.

Desde el lunes Costa Rica solo permite el ingreso de transportistas en tránsito, es decir, los que se trasladan desde la frontera con Panamá hacia la frontera con Nicaragua, y viceversa, sin entregar producto en suelo costarricense. Esos camiones se movilizan en grupos escoltados por la policía y con algunas paradas determinadas.

Los transportistas extranjeros que deben entregar la carga en Costa Rica, deben entregar el contenedor en la frontera a un camión costarricense o de un extranjero residente en el país. También se habilitó la posibilidad de desinfectar el vehículo y entregarlo a un conductor costarricense o residente.

El Gobierno costarricense asegura que no ha cerrado las fronteras al comercio, pero defiende la necesidad de aplicar las medidas sanitarias con el fin de mantener bajo control el virus en su territorio como lo ha conseguido hasta el momento con solo 882 casos y 10 fallecidos.

Ante la presión de la región, Costa Rica pidió el lunes la elaboración de un protocolo de bioseguridad en Centroamérica para garantizar el flujo comercial y la salud de la población.

El ministro de Salud, Daniel Salas, puso como ejemplo el caso de un transportista que ingresó al país y causó un contagio de al menos 18 personas.

El sector privado centroamericano ha expresado su preocupación de que debido a la paralización en las fronteras costarricenses ocurra un desabastecimiento de productos alimenticios, higiénicos y de materias primas en la región.




La Prensa