Advierten que EEUU tendrá el invierno más oscuro de la historia por coronavirus

Un científico despedido por Trump afirma que el mandatario no tiene un plan para generar millones de vacunas contra el coronavirus.

El Dr. Richard Bright advirtióante el Congreso que EEUU puede sufrir una escasez de vacunas si no se toman medidas para garantizar una producción masiva de las mismas./AFP.
El Dr. Richard Bright advirtióante el Congreso que EEUU puede sufrir una escasez de vacunas si no se toman medidas para garantizar una producción masiva de las mismas./AFP. /

Washington, Estados Unidos.

EEUU sufrirá escasez de vacunas para el COVID-19 si no se toman medidas inmediatamente para aumentar su capacidad de producción cuando haya alguna disponible, avisó este jueves el doctor Rick Bright, destituido el mes pasado como máximo responsable del organismo encargado del desarrollo de un remedio inmunológico frente al coronavirus.

Bright testificó ante un comité de la Cámara de Representantes para advertir de que el Ejecutivo carece de un plan para generar decenas de millones vacunas.

"No hay ninguna compañía que pueda producir suficientes dosis para nuestro país o para el mundo. Habrá un número limitado. Necesitamos crear una estrategia ahora mismo para asegurarnos no solo de que la vacuna puede salir adelante, sino también de que se puede producir y distribuir de una manera justa", afirmó.

Bright fue destituido abruptamente en abril por el Gobierno de Donald Trump y tuvo que dejar la dirección de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico, un ente que depende del Departamento de Salud y que, entre otras funciones, supervisa la investigación sobre una vacuna para el COVID-19.



La Casa Blanca ha lanzado una iniciativa, bautizada "operación de velocidad endiablada", para producir, distribuir y administrar la vacuna una vez que esté disponible, pero Bright aseguró que ese plan no será efectivo y sembró dudas sobre la posibilidad de que haya una vacuna en un plazo de entre 12 y 18 meses.

"Hay mucho optimismo sobre ese plazo de 12 y 18 meses, pero eso solo ocurrirá si todo va de manera perfecta y nunca hemos visto que todo salga a la perfección. Me preocupa que, por apurarnos e ir demasiado rápido, se eliminen algunos pasos críticos y es posible que no sepamos si esa vacuna es completamente segura", subrayó.

Asimismo, consideró que no será posible volver a la "normalidad" que precedió al virus y argumentó que es necesario mantener la cautela para evitar "un número ilimitado de muertes".

"Sin un plan claro para la planificación e implementación de los pasos que hemos definido otros expertos y yo, 2020 será el invierno más oscuro de la historia", aseveró.

La figura de Bright ha creado una fuerte polémica en EEUU, donde la ultraderecha lo ve como un traidor a Trump y la izquierda lo considera un héroe.

Bright afirma que fue cesado por haber planteado dudas sobre un medicamento contra la malaria que Trump promocionaba como un remedio para el coronavirus, pero cuya eficacia no se ha demostrado.

Vea: Trump amenaza con cortar totalmente las relaciones con China

El propio Trump arremetió este jueves contra el científico en Twitter: "No conozco al denunciante Rick Bright, nunca lo conocí y nunca oí hablar de él, pero para mí es un empleado descontento, que no agradaba a nadie y que, con su actitud, muestra que ¡No debería estar trabajando para nuestro Gobierno!".

Al mismo tiempo, el Departamento de Salud en un comunicado destacó que "está en fuerte desacuerdo con las alegaciones y caracterizaciones hechas" por el científico ante el Congreso.

Estados Unidos sigue siendo el mayor foco del mundo de la pandemia por el nuevo coronavirus en términos absolutos, con casi 1,4 millones de casos y al menos 84.000 muertes, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins. EFE

La Prensa