ONU denuncia "falta de transparencia" en Honduras y Venezuela en gestión de crisis por COVID-19

"Vamos a seguir trabajando con nuestros colaboradores para superar esta crisis", dice Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos. Foto archivo.
Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos. Foto archivo.

Washington.

La alta comisionada de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, criticó el miércoles la "falta de transparencia" de algunos países como Honduras o Venezuela en la gestión de la crisis del coronavirus.

Sin embargo, Bachelet no profundizó sobre los casos de polémicas compras irregulares que han salido a la luz pública en Honduras, en parte denunciadas por el Consejo Nacional Anticorrupción en su informe "La corrupción en tiempos del COVID-19".

La alta comisionada para los Derechos Humanos indicó que "vamos a seguir trabajando con nuestros colaboradores para superar esta crisis", e insistió en la necesidad de impulsar guías de trabajo para que todos los gobiernos puedan hacer frente a esta grave situación sanitaria de una forma mucho más efectiva.

La expresidenta de Chile también comentó sobre la situación en Venezuela y el trabajo que hace la ONU en este país. Dijo que el comité especial está en Venezuela para “proporcionar coordinación técnica al gobierno” del presidente en disputa Nicolás Maduro y “estar cerca de la gente y sus familias, que han destacado las violaciones de los derechos humanos”.

Recomendaciones para los países durante la pandemia

“Los Estados de Emergencia que algunos gobiernos están implementando, no deberían usarse como un arma para aplastar el disentimiento, controlar la población o perpetuarse en el poder. Las medidas de excepción solo podrían usarse para lidiar de forma efectiva con la pandemia”, expresó Michelle Bachelet en un video publicado en su cuenta de Twitter.

Además, puso de manifiesto la necesidad de implementar medidas mucho más “efectivas” en América Latina con el objetivo de “proteger las vidas humanas” y “ofrecer una visión transparente del proceso”.

“El virus no discrimina, pero el impacto del virus sí”, advirtió la diplomática.

Preocupación por migrantes

"Algunos de los vulnerables a la hora de afrontar esta crisis son aquellos que ya estaban en riesgo. La protección de los migrantes en Latinoamérica, por ejemplo, es una fuente de preocupación, con reportes de deportaciones, cierres de fronteras y restricciones legislativas", afirmó la alta comisionada de la ONU.

La expresidenta de Chile puso como ejemplos a Guatemala, a donde dijo que los migrantes son retornados desde EE.UU. sin medidas de protección ni controles sanitarios, a pesar de que algunos habían dado positivo por coronavirus antes de su vuelta, y a México, donde ha crecido la estigmatización hacia los retornados, hasta el punto de que algunas comunidades han construido barricadas para evitar su paso.

Preocupación que también se vive en EE.UU., como dejaron en evidencia los fiscales de los estados de Nueva York, Vermont y Connecticut tras pedir, por segunda vez, ante una corte federal que se vuelva a detener temporalmente la regla de "carga pública", en vigencia desde el pasado 24 de febrero y que perjudica a los inmigrantes que quieren obtener la residencia pero que no pueden porque reciben ayudas públicas y no son autosuficientes.

La Prensa