Hondureños varados en EEUU piden ser repatriados al igual que Callejas

Aseguran que ante la falta de respuesta de las autoridades y de las compañías aéreas, esas personas han acudido a la fundación para solicitar ayuda y víveres.

/

Miami, Estados Unidos.

Una organización de hondureños asentados en el sur de Florida (EE.UU.) reclamó este martes al Gobierno de su país que, ya que se propone repatriar los restos del fallecido expresidente Rafael Callejas por vía aérea, haga lo propio con los hondureños vivos varados en este país por el COVID-19.

"Solo en el sur de Florida llevo contabilizados más de veinte. Son personas que estaban aquí como turistas o haciendo gestiones de distintos tipos y no han podido volver a Honduras" debido al cierre de aeropuertos y fronteras por el COVID-19, dijo a Efe Juan Flores, presidente de la Fundación 15 de Septiembre.

Flores, un mecánico de automóviles que reside en el condado Broward, a unos 40 kilómetros de Miami, dice que ante la falta de respuesta de las autoridades y de las compañías aéreas, esas personas han acudido a la fundación para solicitar ayuda y víveres.

Algunos llevan hasta tres semanas metidos en casas de familiares o amigos sin dinero para sostenerse por sí mismos.

Cuando supo por la prensa del plan de enviar un avión de la Fuerza Aérea para recoger los restos del expresidente Callejas, fallecido en Atlanta (Georgia) el 4 de abril, Flores sintió indignación, según dijo a Efe, pues había pedido sin éxito el envío de un vuelo humanitario.

Además de las personas varadas, está en una morgue desde hace más de un mes el cuerpo de un niño hondureño de siete años fallecido al ser atropellado por un automóvil cuyo conductor se dio a la fuga.

El consulado general de Honduras en Miami ayudó a los familiares del niño, que son inmigrantes indocumentados, a pagar el funeral.

La familia quiere repatriar el cuerpo del niño, pero no hay vuelos a Honduras y sigue dentro de una "cámara frigorífica", dijo Flores.

Flores abogó también por los más de 20 hondureños que forman parte de la tripulación multinacional de un crucero, el Grand Celebration, de la compañía Paradise, que está anclado desde hace semanas en la costa del condado de Palm Beach (sureste de Florida) debido a que las navieras suspendieron todos los viajes a causa del COVID-19.

Esos hondureños le han pedido ayuda a la Fundación 15 de Septiembre para poder desembarcar y regresar a sus hogares, lo que podrían hacer si el Gobierno de Honduras enviase un avión humanitario.

A juicio de Flores, el Gobierno de Honduras debería hacer algo por todas esas personas antes que repatriar los restos de Callejas.


"Es lo justo", dijo a Efe.

Según informó a Efe este lunes el vicecónsul hondureño en Atlanta, Carlos Estrada, "el cuerpo del expresidente se va a repatriar al parecer este miércoles en un vuelo de las Fuerzas Armadas de Honduras".

Callejas, quien nació en Tegucigalpa el 14 de noviembre de 1943 y fue presidente de Honduras del 27 de enero de 1990 al 27 de enero de 1994, falleció a los 76 años el sábado de un paro cardíaco poco después de haber ingresado en estado crítico a un hospital de Atlanta, según informaron sus familiares.

El exgobernante, quien padecía de leucemia, esperaba sentencia en Estados Unidos tras declararse culpable ante un juez federal de haber cometido actos de corrupción durante el tiempo que fue titular de la Federación de Fútbol de Honduras (FENAFUTH), de 2002 a 2015, dentro del millonario escándalo destapado en la FIFA.

La Prensa