Trump declara estado de desastre en Florida por coronavirus

Congresistas piden a gobernador de Florida decretar un confinamiento obligatorio tras aumento de casos en ese estado.

Florida comenzó a realizar pruebas en autoservicios para minimizar contagios por coronavirus./AFP.
Florida comenzó a realizar pruebas en autoservicios para minimizar contagios por coronavirus./AFP. /

Florida, Estados Unidos.

El presidente estadounidense Donald Trump declaró este miércoles el estado de desastre en Florida por la crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus en ese estado del sur de EEUU, informaron medios locales.

La decisión de Trump libera fondos de asistencia federal que permitirán al estado ofrecer ayudar a las personas afectadas, a los gobiernos locales y a algunas organizaciones sin ánimo de lucro que atienden la emergencia.

Según los últimos datos del Departamento de Salud en Florida, hay 1,467 casos confirmados de coronavirus en el estado, 20 personas han fallecido y hay 1,221 personas pendientes de los resultados de la prueba.

El mayor número de casos se ha detectado en el sureste de Florida, siendo los condados de Miami-Dade y Broward los más afectados con 367 y 312 casos respectivamente, por lo que los Gobiernos locales ya han comenzado a tomar medidas como las ciudades de Miami y de Miami Beach.

En tanto, cerca de una decena de congresistas estadounidenses urgieron hoy al gobernador de Florida, Ron DeSantis, declarar de "inmediato" el confinamiento en el estado para evitar que se convierta en "el nuevo foco" del COVID-19 en Estados Unidos.

Epicentro de la epidemia

Además, el exvicepresidente Joe Biden solicitó hoy a DeSantis extremar las medidas contra el nuevo coronavirus en Florida, donde una veintena de personas ha muerto, y más de 240,000 personas han firmado una petición por internet en la que le piden "el cierre total de Florida".

"El sur de la Florida se dirige rápidamente a convertirse en el próximo gran epicentro de esta epidemia, y en este momento, estamos peligrosamente atrasados", se lamentó la congresista de origen ecuatoriano, Debbie Mucarsel-Powell.

Los congresistas de Florida dijeron que entienden "las graves consecuencias económicas" del confinamiento, pero no hacerlo "solo exacerbará esos impactos".

DeSantis por su parte manifestó este miércoles que es "inapropiado" aplicar la cuarentena a nivel estatal por el COVID-19 debido a los "efectos secundarios", como la pérdida de empleos en lugares que no están afectados.

Por otro lado, por los menos 240,000 personas han firmado una petición en la plataforma Change.org donde le piden la cuarentena.

"Nuestras familias están en riesgo, por favor emita un cierre total para la Florida. Más de 100 residentes de la Florida son infectados a diario", señala.

Vea: El coronavirus ya deja 20,000 muertos en todo el mundo

DeSantis ha solicitado a los viajeros provenientes de Nueva York, el peor foco de contagio en el país, someterse a una cuarentena voluntaria de dos semanas.

"El epicentro del virus ha cambiado, primero fue en China, luego en Italia y ahora el epicentro está en Nueva York", indicó el gobernador.

En Florida, el mayor número de casos detectados se ha situado en el sureste, siendo los condados de Miami-Dade y Broward los más afectados, por lo que gobiernos como los de Miami y Miami Beach han ordenado a los ciudadanos permanecer en sus casas.

La Prensa