Sacerdote hondureño cuenta el pánico que se vive en Roma por el coronavirus

El padre Luis Estévez está en Roma estudiando en la Universidad Pontificia Salesiana.

El padre Luis Estévez está en Roma, Italia, donde hasta hoy se han reportado más de 3,000 personas infectadas y ha causado la muerte a 148.

Roma, Italia

En medio del pánico que se vive en las calles de Roma, el sacerdote hondureño Luis Estévez, relató su experiencia por la expansión de la epidemia del coronavirus en Italia.

"Desde hace tres semanas que empezó a conocerse más del coronavirus la gente está con mucho miedo, expectativa y hasta con cierto pánico", contó a Diario LA PRENSA el sacerdote de la Diósesis de San Pedro Sula, quien está en Roma desde el 2018 estudiando en la Universidad Pontificia Salesiana.

"Estamos a pocos kilómetros de las personas que se han reportado con el coronavirus. Tenemos la gran terminal que es como un foco porque es una conexión de todo Roma. Ahorita se evitar llegar a esta terminal o tener todas las precauciones", describió.

"Se han cancelado las clases hasta el día 15 de marzo y eso nos ha creado incertidumbre, desconfianza y un poco de temor. Ya uno no quiere salir de su casa, no quiere estar en lugares públicos", expresó el padre.

"La experiencia ha sido bastante complicada para nosotros, más a lo interno de la Universidad Pontificia Salesiana en Roma, Italia, la que cuenta con una población de más de 2,000 estudiantes que arriban de todas partes de Roma, ahora que han cancelado las clases es más grande la incertidumbre", dijo Estévez que durante siete años estuvo a cargo de la parroquia de Chamelecón en San Pedro Sula.

Hasta ahora Italia, primer foco europeo de la epidemia, donde se produjeron 148 decesos y 3,089 casos, tomó medidas excepcionales: el cierre de todas las escuelas y universidades a partir del jueves y hasta el 15 de marzo.

Detalló que en Roma y en la Universidad están entregando afiches y posters con diez indicaciones; entre ellas lavarse las manos y no tener contacto con espacios públicos y evitar tener contacto con personas contagiadas. "Hay varias prohibiciones de no estar en lugares muy abiertos, ni públicos, no tener contacto con personas que tengan pequeños síntomas", explicó el padre.

sacerdote Luis en Roma3(800x600)
Afiche sobre el coronavirus que cirucla en Roma.

El padre recomendó a los hondureños acatar todas las recomendaciones que den las autoridades competentes. "Es importante saber que entorno al coronavirus se dan muchas fake news, información que no es correcta y generan pánico. Que no se dejen llevar por mucha información que circula en redes sociales y no informan correctamente".

También ponerse en oración, tener confienza y mantener la mirada en Dios para estar firme con la fe que ningún mal le puede hacer daño a aquella persona que está con Dios. "Que mantengan la esperanza, la fe y sobre todo, unidos como familia manteniendo todas la precauciones necesarias a nivel humano recogiéndose espiritualmente para acercarse a Dios, para rezar, y pedir por las personas que están padeciendo este mal y para que nosotros seamos evitados de ser contagiado de este virus, aconsejó.

"He escuchado que en Honduras las mascarillas han estado escasas y casi no hay en las farmacias; aquí prácticamente las mascarillas no se recomiendan, más que para las personas contagiadas para que eviten contagiar a las demás", señaló. El sacerdote dice que en Roma se recomienda más el cuidado de lavarse las manos, no tocarse la cara y evitar tener contacto humano en lugar públicos.

sacerdote Luis en Roma5(800x600)
Luis Estévez estudia la licenciatura en Comunicación Social en la Universidad Pontificia Salesiana de Roma.

Medidas de la iglesia

La Iglesia de Roma ha recomendado para todas las parroquias: no dar la paz (durante la eucaristía) para no tener contacto de manos, y la comunión, por ejemplo, no se da en la boca sino en la mano.

Las regiones que más afectadas están son las del norte de Italia: Lombardía, Emilia-Romagna y Véneto, pero el virus se ha extendido a todo el país porque en todas las regiones ya hay personas contagiadas.

"Una iglesia de aquí de Roma, uno de los sacerdotes que la atendía, viajó a París, Francia, y al llegar allá le detectaron el coronavirus. Esta iglesia se cerró y está en cuarentena. Así es que en Roma está presente el coronavirus", explicó.

sacerdote Luis en Roma4(800x600)
El sacerdote hondureño Luis Estévez estuvo en Honduras durante las vacaciones en la Navidad de 2019 y regresó a Roma el tres de enero de este año.
La Prensa