Seis hondureños esperan salir del crucero donde hay 542 contagiados

Se espera que a lo largo del día desembarquen unos 500 pasajeros, siempre que el resultado de los análisis sea negativo.

A bus carrying passengers who disembarked from the Diamond Princess cruise ship (back) in quarantine due to fears of the new COVID-19 coronavirus, leaves the Daikoku Pier Cruise Terminal in Yokohama on February 19, 2020. - Relieved passengers began leaving a coronavirus-wracked cruise ship in Japan on February 19 after testing negative for the disease that has now claimed more than 2,000 lives in China. (Photo by Kazuhiro NOGI / AFP)
A bus carrying passengers who disembarked from the Diamond Princess cruise ship (back) in quarantine due to fears of the new COVID-19 coronavirus, leaves the Daikoku Pier Cruise Terminal in Yokohama on February 19, 2020. - Relieved passengers began leaving a coronavirus-wracked cruise ship in Japan on February 19 after testing negative for the disease that has now claimed more than 2,000 lives in China. (Photo by Kazuhiro NOGI / AFP) /

Tokio, Japón

Las autoridades de Japón anunciaron ayer la detección de 88 nuevos casos de coronavirus en el crucero Diamond Princess que se encuentra en el puerto de Yokohama, lo que eleva a 542 los contagios a bordo hasta ahora.

Hasta la fecha, las autoridades niponas han realizado test del Covid-19 a 2,404 pasajeros y tripulantes del barco, de los que un 22% ha dado positivo, según los datos ofrecidos ayer por el Ministerio de Salud.

En el crucero se encuentran todavía seis hondureños que forman parte de la tripulación, el séptimo era un pasajero que ya salió con su familia rumbo a Estados Unidos y el octavo hondureño está hospitalizado en un hospital de Hong Kong bajo vigilancia.

Alejandro Palma, embajador de Honduras en Japón, informó a LA PRENSA que los hondureños continúan en el crucero, la mayoría de ellos vive en Estados Unidos, con familia en Honduras. Informó que la Cancillería japonesa aún no les ha dado información si ellos serán bajados del crucero.

Anoche comenzó el desembarco de los pasajeros y tripulantes que no hayan contraído el virus, un proceso que se prolongará hasta el viernes, dijo el ministro Katsunobu Kato, en rueda de prensa.

Las autoridades niponas han realizado el test del virus a la totalidad de las personas que siguen a bordo del crucero desde que este fue declarado en cuarentena el pasado 3 de febrero con unas 3,700 personas a bordo.

A todos los pasajeros y tripulantes que han ido dando positivo se les ha trasladado a centros médicos, mientras que el resto estaban obligados a observar la cuarentena, con la excepción de ancianos y personas con complicaciones de salud, a quienes se evacuó la semana pasada.

Estados Unidos repatrió el pasado lunes a unos 380 de sus ciudadanos con el objetivo de proteger “la seguridad y el bienestar” de los mismos. También han procedido a la repatriación de sus ciudadanos los gobiernos de Corea del Sur, que envió a Japón el avión presidencial.

Las autoridades continuarán vigilando el estado de salud de las personas que abandonaron el crucero, incluyendo las que dieron negativas en los análisis de contagio realizados.


La Prensa