Partido Comunista chino es la "principal amenaza de nuestro tiempo"

Y llamó a los aliados occidentales, colectivamente, a "asegurar que el próximo siglo se rija por los principios democráticos occidentales".

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, reacciona cuando participa en un evento de discusión pública con el secretario de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, Dominic Raab (no visto) en el Instituto de Ingenieros Mecánicos en Londres el 30 de enero de 2020. AFP.
El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, reacciona cuando participa en un evento de discusión pública con el secretario de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, Dominic Raab (no visto) en el Instituto de Ingenieros Mecánicos en Londres el 30 de enero de 2020. AFP.

Londres.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, aseguró el jueves durante un acto público en Londres que el Partido Comunista que gobierna China es "la principal amenaza de nuestro tiempo" a los "principios democráticos occidentales".

"El Partido Comunista Chino representa la principal amenaza de nuestro tiempo", afirmó Pompeo en un evento junto a su homólogo británico Dominic Raab, en un contexto de tensión entre Londres y Washington por la decisión británica de permitir que el grupo chino Huawei participe, aunque de forma limitada, en su red 5G.

China "es una enorme economía a la que la economía estadounidense está íntimamente ligada. Esta es una gran oportunidad para nosotros de hacer negocios", añadió el jefe de la diplomacia norteamericana.

"Pero el Partido Comunista chino bajo el presidente Xi ha dejado claro que tiene objetivos que no son consistentes con los grandes valores" defendidos por países como Estados Unidos y el Reino Unido, subrayó.

LEA: Enfermera de Wuhan revela que son 5 mil los muertos por coronavirus

Y llamó a los aliados occidentales, colectivamente, a "asegurar que el próximo siglo se rija por los principios democráticos occidentales".

A finales de octubre, Pompeo ya había acusado a Pekín de ser "abiertamente hostil" con Estados Unidos. Un mes después, acusó a China de tener una "nueva visión del autoritarismo".

Pekín le llamó entonces a "abandonar sus prejuicios ideológicos y su anticuada mentalidad de guerra fría".

La Prensa