Giammattei afirma que México "no dejará pasar" nueva caravana migrante

El nuevo presidente de Guatemala afirmó que México le garantizó que frenará a los migrantes hondureños.

Cientos de migrantes hondureños cruzaron a Guatemala en una nueva caravana hacia Estados Unidos./AFP.
Cientos de migrantes hondureños cruzaron a Guatemala en una nueva caravana hacia Estados Unidos./AFP.

Ciudad de Guatemala.

Cientos de hondureños que integran una nueva caravana migratoria con destino a Estados Unidos ingresaron este miércoles por la fuerza a Guatemala tras romper un cerco policial en la frontera de Corinto entre ambos países.

El nuevo presidente de Guatemala Alejandro Giammattei informó que el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, le aseguró que el Gobierno mexicano impediría la entrada de la nueva caravana que partió ayer desde San Pedro Sula, Honduras.

"El gobierno mexicano nos advirtió que no los va a dejar pasar, que va a utilizar todo lo que está en sus manos para que no pasen", dijo Giammattei en conferencia de prensa.



El mandatario informó que Guatemala no puede impedir el paso a los extranjeros que ingresen al país plenamente identificados debido al Convenio Centroamericano de Libre Movilidad, conocido como CA-4, firmado en 2006 por Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador que establece la libre movilidad de los ciudadanos de estas naciones.

Sin embargo, Giammattei informó que serán muy exigentes con el acceso de los menores de edad por el territorio guatemalteco.

"Hemos visto innumerables niños que van en brazos de otros, tratando de llegar a EEUU, y ni siquiera son sus hijos. Los padres deberán demostrar con papeles que son los padres o tutores legales", dijo el mandatario.

"De lo contrario, esos niños van a ser devueltos a Honduras. No podemos dejar pasar que se violente la ley", advirtió.

Vea: "Nos vamos de este país para mejorar", pareja hondureña de caravana migrante

México se ha convertido en el muro que Donald Trump prometió para detener a los migrantes centroamericanos tras firmar un acuerdo con el Gobierno estadounidense para reforzar sus controles de seguridad a cambio de que EEUU no imponga aranceles a sus exportaciones.

En su lucha por parar la inmigración ilegal, Estados Unidos suscribió en 2019 acuerdos con México, Guatemala, El Salvador y Honduras, pero no ha frenado a los hondureños, que a diario siguen abandonando su país, aunque según autoridades locales, ahora son menos los que se van.