Republicanos denuncian que demócratas quieren dar "golpe de Estado" a Trump

Inicia la segunda fase de audiencias contra Trump en la investigación para un juicio político.

El congresista demócrata Jerrold Nadler y el republicano Doug Collin lideran el Comité Judicial de la Cámara de Representantes que entrevista a nuevos testigos contra Trump./AFP.
El congresista demócrata Jerrold Nadler y el republicano Doug Collin lideran el Comité Judicial de la Cámara de Representantes que entrevista a nuevos testigos contra Trump./AFP.

Washington, Estados Unidos.

Un legislador republicano del Congreso de Estados Unidos sugirió que los demócratas querían un "golpe de Estado" al iniciar procedimientos de juicio político contra el presidente Donald Trump, en la apertura el miércoles de las audiencias que podrían llevar a la destitución del mandatario.

El principal republicano del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Doug Collins, citó declaraciones del actual titular de ese panel, Jerry Nadler, durante el juicio político del presidente demócrata Bill Clinton en 1998. "El golpe partidista caerá en la infamia en la historia de la nación", dijo Collins, recordando las palabras de Nadler.

Los republicanos, visiblemente determinados a interrumpir el curso de la audiencia, denunciaron una "farsa" creada por los demócratas.



"Esto no es un juicio político" sino "una pérdida de tiempo", agregó Collins, encargado de impulsar el contragolpe.

Trump se encuentra en el ojo del huracán luego de solicitarle a Ucrania investigar a uno de sus posibles rivales en las presidenciales de 2020, el demócrata Joe Biden, y los negocios de su hijo en ese país.

El mandatario asegura haber estado en su derecho pero la oposición demócrata, mayoritaria en la Cámara Baja, está convencida de que hubo abuso de poder para favorecer su campaña a la reelección, fundamentalmente al congelar una ayuda militar de unos 400 millones de dólares destinada a ese país en conflicto con Rusia.

Vea: Video muestra a presidentes riéndose de Trump en la OTAN

La Cámara de Representantes inició en septiembre un procedimiento con miras a la destitución del presidente y confió al Comité de Inteligencia la investigación, en cuyo informe concluyó que Trump había "puesto sus intereses personales y políticos por encima de los intereses nacionales, intentado socavar la integridad del proceso electoral estadounidense y puesto en peligro la seguridad nacional".

Trump calificó el informe como una "broma", y denunció que el proceso era "algo muy malo" para Estados Unidos.