Más noticias

Gobierno de Trump elimina permisos para tratamientos médicos

El programa permitía a inmigrantes permanecer en el país mientras recibían tratamiento médico.

La administración de Trump suspendió un programa que daba permiso a los inmigrantes a permanecer en EEUU mientras recibían tratamiendo médico en casos excepcionales./
La administración de Trump suspendió un programa que daba permiso a los inmigrantes a permanecer en EEUU mientras recibían tratamiendo médico en casos excepcionales./

Washington, Estados Unidos.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) dejará de tramitar exenciones de deportación para inmigrantes por motivos de salud, una medida criticada por un senador demócrata como una "sentencia de muerte" para muchos enfermos.

Una portavoz del USCIS confirmó a la AFP que el cambio de política entró en vigor el 7 de agosto y que la agencia recibía unas 1,000 solicitudes cada año, pero que la mayoría era rechazada.

Este programa de protección específico para migrantes en tratamiento médico o que tenían un familiar enfermo en Estados Unidos es similar al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), creado por el expresidente Barack Obama para evitar la deportación de inmigrantes irregulares llegados al país siendo niños.

Una familia hondureña es una de las afectadas con esta medida. Mariela Sánchez dijo al diario Boston Globe que la suspensión del programa sería una sentencia de muerte para su hijo Jonathan, de 16 años de edad, quien sufre de fibrosis quística, una enfermedad hereditaria que afecta los pulmones y el sistema digestivo y que no tiene cura.

Sánchez relató que su hija mayor murió de la misma condición por lo que decidió viajar hace dos años a Estados Unidos para buscar un mejor tratamiento para Jonathan en el Hospital de Niños de Boston, donde el joven ha recibido terapia física y los medicamentos necesarios para controlar su enfermedad.

"Si cancelan el programa, tendré que volver a mi país y probablemente moriré porque en Honduras no hay tratamiento para la fibrosis quística, los doctores ni si quiera conocen la enfermedad. Los únicos que me pueden ayudar están aquí, en Estados Unidos", dijo entre lágrimas Jonathan.

Al igual que la familia hondureña, miles de inmigrantes que se encuentran en EEUU para recibir tratamiento médico se han visto afectados por la drástica medida del Gobierno de Trump.

"Esto es lo más bajo que puede caer esta administración. Donald Trump literalmente está deportando a niños con cáncer", dijo el senador demócrata Ed Markey.

Vea: EEUU envía a más de 10,000 inmigrantes a México a esperar asilo

"Esto puede ser una sentencia de muerte de facto para los pacientes", agregó Markey.

La portavoz de la agencia dijo que este cambio no implica el final del programa, que ahora estará en manos de la unidad responsable de expulsar a personas de Estados Unidos, el Servicio de Inmigración (ICE, por sus siglas en inglés).

Trump, que sostiene un endurecimiento de la política migratoria, canceló el programa DACA que amparaba a unos 700.000 "soñadores" y también anunció el fin del Estatuto de Protección Temporal (TPS) para varios países, afectando a cerca de 300,000 migrantes.