Más noticias

Uruguay disconforme con reelegir a Almagro en la OEA

El presidente Tabaré Vásquez descarta apoyar a Colombia en su propuesta de reelección de Almagro.

Uruguay no apoya a su compatriota, Luis Almagro, para reelegirse como secretario de la OEA.EFE
Uruguay no apoya a su compatriota, Luis Almagro, para reelegirse como secretario de la OEA.EFE

MONTEVIDEO.

Uruguay hizo pública ayer su disconformidad con la propuesta colombiana para reelegir al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, por medio de una carta del presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, a su homólogo colombiano, Iván Duque.

La Presidencia difundió una misiva de Vázquez, en una de sus últimas tareas antes de ingresar en un sanatorio para someterse a pruebas médicas que determinen el alcance del nódulo pulmonar que le fue diagnosticado, en la que descartó apoyar la propuesta de Colombia.

Vázquez explicó en la nota que la percepción sobre la actuación de Almagro en la OEA “presenta importantes matices con la visión” de Duque y consideró “indispensable abrir un espacio a los países miembros para darles la posibilidad de presentar otros candidatos y así poder evaluar distintas alternativas”.

Con esto respondía a las palabras del presidente colombiano, quien en una carta remitida el 27 de junio expresaba que Almagro había demostrado una “coherencia absoluta” en su “manejo de crisis y en la lucha contra dictaduras y autoritarismos”.

Luis Almagro fue canciller de Uruguay en el Ejecutivo de José Mujica (2010-2015) y en los últimos tiempos se ha distanciado de la posición de su país, fundamentalmente en la crisis de Venezuela.

Duque consideraba en su misiva que la reelección de Almagro, cuyo cargo se extingue en mayo de 2020, “es indispensable para seguir avanzando en la agenda regional de democracia y derechos humanos”.

Frente a esto, Vázquez opinó que dicha propuesta es “excesivamente anticipada”, ya que la OEA, detalló, suele elegir al secretario general “en una Asamblea Extraordinaria” convocada unos dos meses previos al cese de la actividad. Además, el presidente uruguayo recuerda en la carta que su mandato concluye el 1 de marzo de 2020, por lo que “la decisión sobre el apoyo del Uruguay a un candidato o candidata a la Secretaría General” correspondería al siguiente Gobierno, que saldrá de las elecciones generales de octubre y noviembre próximos.

En julio pasado, la vicepresidenta de Uruguay, Lucía Topolansky, criticó la falta de “equidistancia” del secretario general de la OEA en el caso de Venezuela y opinó que la “cantidad de enojos” provocados por él en el continente iba a dificultar su reelección.