Más noticias

Ricardo Rosselló acepta juicio político, pero rechaza dimitir a gobernatura de Puerto Rico

Un paro nacional y una gigantesca protesta este lunes son las pruebas de fuego para el gobernador.

Protestas. Rosselló se resiste a renunciar pese al clamor del pueblo dentro y fuera de la Isla. AFP
Protestas. Rosselló se resiste a renunciar pese al clamor del pueblo dentro y fuera de la Isla. AFP

SAN JUAN.

Acorralado por las masivas manifestaciones en su contra, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció ayer que acepta el proceso del Legislativo que puede dar lugar a su destitución y dijo que no se presentará a la reelección en los comicios de 2020.

Rosselló, en una declaración institucional, indicó que además renuncia a la presidencia del gubernamental Partido Nuevo Progresista (PNP).

Le doy la bienvenida al proceso comenzado por la Asamblea Legislativa, el cual enfrentaré con toda la verdad, fuerza y de manera responsable”, afirmó durante un mensaje transmitido a través de su cuenta oficial en Facebook.

Antes de su anuncio, el gobernador se reunió con su gabinete y está previsto que se encuentre hoy con varios alcaldes del Partido Nuevo Progresista.

Manifestaciones en EEUU Puertorriqueños en Florida, Nueva York y Chicago se sumaron a las protestas pidiendo la dimisión de ‘Ricky’.

Tras afirmar que ha luchado junto a su familia para contribuir a que Puerto Rico salga adelante, Rosselló sostuvo que debe ser respetuoso del orden constitucional y que por ello le da la “bienvenida al proceso comenzado por la Asamblea Legislativa”.

El gobernador reitera que ha escuchado el reclamo del pueblo y que se dirige a la población “guiado por el más profundo respeto a la democracia”.

Un sector significativo de la población se manifiesta desde hace días y soy consciente de la insatisfacción y el malestar que sienten. Su derecho a expresarse siempre será salvaguardado por la Constitución”, indicó.

La declaración de Rosselló llega en el noveno día de protestas para pedir su destitución después de que se filtrara un chat de casi 900 páginas en el que él y su círculo más cercano insultan y se mofan de mujeres, personas del colectivo LGBT, compañeros de partido y la oposición.

Para mañana está convocado un paro nacional y una manifestación en San Juan para exigir la destitución de Rosselló.

En el citado chat, miembros del Gobierno isleño también se burlaron de los cadáveres que se acumulaban después del paso del huracán María en 2017.

Además, el gobernador de este territorio estadounidense en el Caribe está salpicado por el supuesto desvío de 15 millones de dólares de fondos federales para la recuperación del huracán María.