Más noticias

A golpe de tuit, Bukele erradica el nepotismo

Bukele centra sus esfuerzos en desmantelar la “fábrica de empleos” del FMLN y advierte a las pandillas.

Bukele se calificó a sí mismo como el Presidente más cool del mundo. Foto AFP
Bukele se calificó a sí mismo como el Presidente más cool del mundo. Foto AFP

San Salvador, El Salvador.

El nuevo presidente de El Salvador, Nayib Bukele, centró su primera semana de Gobierno en erradicar el nepotismo en las entidades estatales, despidiendo de sus cargos a familiares de funcionarios del anterior Ejecutivo, especialmente del expresidente Salvador Sánchez Cerén (2014-2019).

Bukele, de 37 años y que alcanzó la Presidencia de El Salvador bajo la bandera de la Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana), ha sido cuestionado por realizar los despidos a través de su cuenta de Twitter. “Se le ordena a la ministra de Vivienda (Michelle Sol) que remueva al hijo del expresidente de la república de su plaza en el Fondo Nacional de Vivienda Popular y que sus 4,000 dólares de salario pasen a ahorro de la institución”, escribió en la red social la semana pasada.

Seguridad, principal reto.El Salvador es uno de los países más violentos del mundo, con un promedio de 51 homicidios por cada 100,000 habitantes en 2018.

El tuit del mandatario fue el primero de muchos que publicó entre la noche del martes y el viernes, en los que acusó a Sánchez Cerén de “nepotismo” tras destituir a ocho de sus familiares, entre hijos y nietos, que trabajaban en diferentes entidades estatales. “Solo en salarios, su grupo familiar (el de Sánchez Cerén) se llevó más de seis millones de dólares en su quinquenio”, escribió Bukele, quien también ordenó la destitución de otros familiares de miembros del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).
Bukele también ordenó el despliegue de 10,400 soldados en las calles ante la ola de violencia que azota El Salvador.

Estos soldados se suman a unos 28,000 agentes de la Policía que están desplegados en el vecino país para erradicar la violencia generada por las estructuras Mara Salvatrucha (MS13), Barrio 18 y otras minoritarias. “Vamos a recuperar los territorios controlados por las pandillas”, advirtió.