Más noticias

Adolescente muere por eutanasia tras ser abusada sexualmente

Una holandesa de 17 años se sometió a la eutanasia al "no soportar su sufrimiento" tras ser violada.

Noa Pothoven murió el domingo pasado tras decidir someterse a la eutanasia.
Noa Pothoven murió el domingo pasado tras decidir someterse a la eutanasia.

Ámsterdam, Holanda.

Una adolescente holandesa de 17 años de edad que sufría de estrés postraumático tras ser violada y abusada se sometió a una eutanasia el pasado domingo reabriendo el debate por la muerte asistida en Europa.

Noa Pothoven murió en un hospital de la ciudad de Arnhem tras luchar contra la depresión, la anorexia y la ansiedad derivadas del ataque sexual que sufrió a los 14 años de edad.

La joven pidió la eutanasia alegando que no aguantaba más su sufrimiento físico y mental por lo que los médicos decidieron aplicarla, en Holanda la muerte asistida es legal desde 2002.

Los menores de 12 años que sufren enfermedades terminales pueden solicitarla con el permiso de los padres, los mayores de 16 ya pueden decidirlo por sí mismos, como en el caso de Noa.

“Seré directa: en el plazo de diez días habré muerto. Estoy exhausta tras años de lucha. Dejé de comer y beber desde hace mucho tiempo y, después de muchas discusiones y evaluaciones, decidimos que era tiempo de dejarme ir porque mi sufrimiento es insoportable”, escribió la joven en un mensaje de despedida en su cuenta de Instagram.

"No vivo desde hace mucho tiempo, sobrevivo, y ni siquiera eso. El amor es dejar marchar. En este caso, así es”, agregó.

Noa comenzó a sufrir de depresión tras ser agredida sexualmente en una fiesta escolar cuando tenía 11 años. Cuando cumplió los 14, la violaron dos hombres en un callejón de su ciudad.

Vea: Tiburón arranca la pierna a joven que disfrutaba en playa de EEUU

Desde entonces, la joven entró en una espiral de sufrimiento aquejada por varias enfermedades físicas y mentales.

En 2018 publicó un libró en el que contaba su experiencia y lo tituló 'Ganar o aprender'.

Más de 6,000 personas han acabado con su vida a través de la eutanasia en Holanda desde 2017, según Inside Edition.