Más noticias

Declara uno de los asaltantes al diputado argentino y dice que es inocente

El detenido negó su relación con el crimen, del cual culpa a su sobrino Juan José Navarro Cádiz.

Fotografía cedida por el Ministerio de Seguridad de Argentina, muestra la detención el pasado viernes, de Juan Jesús Fernández (2d), uno de los presuntos tiradores contra el diputado Héctor Olivares y su acompañante, y del español Miguel Fernández Navarro (c), quien conducía el vehículo en el que las autoridades interceptaron al presunto tirador en la provincia de Entre Ríos, Argentina. EFE/ Ministerio de Seguridad
Fotografía cedida por el Ministerio de Seguridad de Argentina, muestra la detención el pasado viernes, de Juan Jesús Fernández (2d), uno de los presuntos tiradores contra el diputado Héctor Olivares y su acompañante, y del español Miguel Fernández Navarro (c), quien conducía el vehículo en el que las autoridades interceptaron al presunto tirador en la provincia de Entre Ríos, Argentina. EFE/ Ministerio de Seguridad

Buenos Aires, Argentina.

Juan Jesús Fernández, uno de los asaltantes al diputado argentino Héctor Olivares y su acompañante, declaró este sábado ante la Justicia argentina y negó su relación con el crimen, del cual culpa a su sobrino Juan José Navarro Cádiz, informó el abogado de Fernández, Ramiro Rúa.

"Fue el autor del homicidio. No solo eso, puso en riesgo a toda la familia", afirmó el abogado en declaraciones a TN sobre Navarro Cádiz.

Según la versión que Fernández, conocido como "el Gitano", proporcionó al juez, él se encontraba bebiendo con amigos por la zona cuando se encontró con su sobrino, que estaba "muy violento", y en un momento salió del coche en el que ambos se encontraban y realizó los disparos "a cualquiera".

"Dentro del auto estaba muy irascible Navarro Cádiz, estaba muy violento, había discutido con su esposa. Era una situación cotidiana. Él (Fernández) trató de calmarlo y de repente sacó el arma y disparó a cualquiera, fue a voleo, eso le hubiera podido tocar a cualquiera" aseguró Rúa.

Lea: Trump no ha perdido la confianza en Corea del Norte pese a los misiles

El abogado aseguró que el encuentro entre Fernández y su sobrino fue una "casualidad" ya que ellos "no tenían un vínculo cotidiano" y solo "se veían para las fiestas y normalmente terminaban muy mal".

Después de producirse los disparos, en los que el Olivera resultó gravemente herido y su acompañante, Miguel Yadón, falleció; Fernández "se asusta y se va", según la versión detallada por Rúa.

"La gente no intervino, hay unas personas que se van. Él (Fernández) hace ademanes con la mano, como recriminando el hecho, pidiendo auxilio, y después se asusta y se va. La otra persona que iba con él, el que disparó, huyó del vehículo", aseguró el abogado antes de añadir que su cliente no se entregó a la Justicia "por temor".

Además señaló que ninguno de ellos conocía al fallecido Yadón ni al diputado Olivares, por lo que el crimen no se debe a motivos personales.

Navarro Cádiz fue detenido ayer en Uruguay y todavía no ha presentado su versión de los hechos. Texto y foto de EFE.