Más noticias

Brenton Tarrant, el extremista que perpetró la masacre en Nueva Zelanda

Tarrant antes de pasar a la acción, se presenta como un blanco de clase obrera con pocos recursos.

Christchurch, Nueva Zelanda

Varias personas resultaron muertas y otras sufrieron heridas este viernes cuando un hombre abrió fuego en una mezquita durante las oraciones vespertinas en la ciudad de Christchurch, reportó la prensa de Nueva Zelanda.

Horas después del sangriento hecho, autoridades confirmaron que autor principal es Brenton Tarrant, un australiano de 28 años de edad.

Tarrant antes de pasar a la acción, el hombre, que se presenta como un blanco de clase obrera con pocos recursos, publicó en Twitter un manifiesto racista de 74 páginas titulado "El gran reemplazo", en alusión a una teoría originada en Francia y que va ganando terreno entre los círculos de la ultraderecha según la cual los "pueblos europeos" son "reemplazados" por poblaciones no europeas inmigrantes.

Además vea: Video del antentado en Nueva Zelanda

El atentado suscitó una cascada de condenas en todo el mundo, desde el papa Francisco hasta la reina Isabel II, pasando por el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan.

El asaltante difundió en directo en las redes sociales las imágenes de sus ataques, donde se le ve pasar de víctima en víctima, disparando contra los heridos cuando intentaban huir.
Debe comparecer el sábado ante el tribunal del distrito de Christchurch. Otros dos hombres están detenidos, aunque se desconoce de qué se les acusa

Las cuentas en Twitter, Instagram y Facebook donde fue publicado el video, las fotos y el manifiesto fueron desactivadas.

Desde Sídney, el primer ministro australiano, Scott Morrison, describió al autor como un "terrorista extremista de derecha, violento".

Las dos mezquitas atacadas fueron la de de Masjid al Noor, en el centro de Christchurch, donde murieron 41 personas, según la policía, y la de Linwood, en las afueras, donde siete personas perdieron la vida. Otra víctima, de la que no está claro en que mezquita estaba, sucumbió a sus heridas en el hospital. Entre las víctimas mortales figuran mujeres y niños.