Más noticias

Vinculan a la CIA en ataque a embajada de Corea del Norte

Un comando asaltó la legación norcoreana en Madrid y torturó a los ocho ocupantes.

Según las investigaciones, los asaltantes buscaban información sobre Kim Hyok Chol, exembajador de Corea del Norte.
Según las investigaciones, los asaltantes buscaban información sobre Kim Hyok Chol, exembajador de Corea del Norte.

Madrid, España.

Al menos dos de las diez personas que asaltaron en febrero la embajada de Corea del Norte en Madrid tienen vinculación con la estadounidense CIA, informó ayer El País.

“Al menos dos de los 10 asaltantes, que golpearon e interrogaron a las ocho personas que estaban en la legación, han sido identificados y tienen vínculos con los servicios secretos estadounidenses”, indicó el diario, citando fuentes policiales y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Según El País, responsables españoles han pedido explicaciones a la CIA, pero la respuesta “ha sido negativa”, aunque “poco convincente”. Los servicios de inteligencia estadounidenses habrían actuado “en probable cooperación” con los de Corea del Sur, indicó el periódico.

Este asalto se produjo cinco días antes de la cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-un, en Hanói (Vietnam), el 27 y 28 de febrero.

El asalto a la sede diplomática norcoreana, ocurrido el 22 de febrero, ha estado rodeado por el misterio, y el único elemento confirmado por el gobierno español y la policía es que ese día fue atendida una mujer norcoreana ligeramente herida en la vía pública cerca de la embajada, quien alertó a un vecino que, a su vez, avisó a la Policía. Según la versión del diario español, que ya había citado antes a investigadores que esbozaron la tesis de un “espionaje político”, los diez hombres con “armas simuladas” entraron a la embajada norcoreana y maniataron y amordazaron a los presentes. Luego, se habrían hecho con documentos, ordenadores y teléfonos y escaparon en dos vehículos de la embajada con matrícula diplomática que habrían abandonado más tarde.

Los investigadores descartaron que se tratara de delincuentes comunes, por semejar una operación de un comando militar que sabía lo que buscaba, y tras analizar imágenes de cámaras de seguridad e interrogar testigos, identificaron a dos de los asaltantes como personas vinculadas con la CIA, siempre según el diario.

La embajada de Corea del Norte en España fue abierta en octubre de 2013 por el diplomático norcoreano Kim Hyok Chol, quien fue expulsado de España el 25 de septiembre de 2017 en respuesta a las pruebas balísticas realizadas por el régimen de Pionyang.

Kim Hyok Chol, que atribuyó su expulsión a la “diplomacia de sumisión” a EEUU del Gobierno de Mariano Rajoy, es ahora uno de los principales interlocutores con la Administración de Donald Trump en las conversaciones que mantiene con el líder norcoreano, Kim Jong-un. La embajada en Madrid quedó reducida entonces al mínimo, con un encargado de negocios.