Más noticias

Los cielos del mundo se le cierran al Boeing 737 MAX

Tras el fatal accidente en Etiopía, la Agencia Europea de Seguridad Aérea prohibió que este modelo en el continente europeo.

Tres Boeing 737 MAX 8de Shanghai Airlines estacionados en el Aeropuerto Internacional Hongqiao de Shanghái. AFP
Tres Boeing 737 MAX 8de Shanghai Airlines estacionados en el Aeropuerto Internacional Hongqiao de Shanghái. AFP

Washington, Estados Unidos.

Cada vez más aislado, EEUU sufrió una gran presión ayer para unirse a la prohibición de los vuelos del Boeing 737 MAX por parte de muchos países y aerolíneas de todo el mundo tras la tragedia de uno de estos aparatos de Ethiopian Airlines.

El cielo mundial se fue cerrando progresivamente para los aviones 737 MAX tras dos accidentes mortales en menos de seis meses. Sin embargo EEUU mantiene por ahora su confianza en la empresa local Boeing.

Un 737 MAX 8 de la compañía Ethiopian Airlines con destino Nairobi (Kenia) se estrelló el domingo al sureste de Adís Abeba poco después de despegar, matando a 157 pasajeros y miembros de la tripulación. Según un testigo, Tegegn Dechasa, la parte trasera del avión “ya estaba en llamas cuando cayó”.

En octubre, otro avión del mismo modelo operado por Lion Air cayó en el mar de Indonesia, matando a las 189 personas que iban a bordo, también pocos minutos después de despegar.

Tras las prohibiciones en Francia, Reino Unido, Alemania, Irlanda, Austria y Holanda, la Agencia europea de seguridad aérea (EASA) decidió suspender todos los vuelos de los aparatos MAX 8 y MAX 9 que salgan, lleguen o viajen al interior de la Unión Europea, cualquiera que sea el origen de los operadores, europeos o de terceros países.

Accidente
Fallecidos. Las víctimas del accidente de Ethiopian Airlines eran de 35 nacionalidades distintas, según cifras preliminares de la compañía, entre ellas 32 kenianos, 18 canadienses, 9 etíopes, 8 italianos, 8 chinos, 8 estadounidenses, 7 franceses, 7 británicos, 6 egipcios, 5 alemanes y 4 indios. Las cajas negras fueron recuperadas el lunes, pero una sufrió daños.

Estas decisiones, que se suman a las de muchas compañías aéreas de no operar con este modelo hasta nueva orden, muestran una desconfianza inédita en la historia de la aviación civil, pero sin sembrar el caos en el tráfico aéreo mundial. Irlanda, Australia, Singapur, Malasia, Omán, China, Mongolia, Indonesia, Corea del Sur son algunos de los otros países que cerraron su espacio aéreo a los 737 MAX.

Por su parte, las compañías Aerolíneas Argentinas, Gol (Brasil), Aeroméxico, la surcoreana Eastar Jet y Royal Air Maroc inmovilizaron sus aviones B737 MAX, al igual que Icelandair, Norwegian Air Shuttle, Ethiopian Airlines, Cayman Airways y la sudafricana Comair. Canadá siguió la misma linea de EEUU y permitirá operar a los MAX 8.

Mientras, la inquietud de los pasajeros por subirse a este tipo de avión se ha extendido a las tripulaciones, cuya asociación profesional en EEUU ha pedido a American Airlines, la mayor aerolínea del país, a sumarse a la suspensión pese al mensaje de tranquilidad de las autoridades.

“Muchas aerolíneas respetadas están suspendiendo los aviones. Pedimos a nuestro principal ejecutivo, Doug Parker, que considere con firmeza suspenderlos hasta que se haga una investigación exhaustiva”, dice el sindicato, que anuncia que “los asistentes de vuelo no serán forzados a volar si se sienten inseguros”.

Los 737 MAX 8, que entraron en servicio en mayo de 2017, están entre los más vendidos de Boeing y más de 370 de ellos estaban en circulación.