Más noticias

Rescatan a migrantes hondureños secuestrados en México

Los migrantes fueron encontrados durante un patrullaje de la policía mexicana en Tamaulipas.

Ciudad de México.

La Policía Federal de México rescató a 37 migrantes centroamericanos, entre ellos nueve mujeres, 10 menores y 18 hombres, en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, noreste de México, informó este lunes la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Los migrantes, hondureños y guatemaltecos, aparentemente estaban privados ilegalmente de su libertad, se apuntó en un comunicado.

Los Policías Federales cumplían un patrullaje en la ciudad cuando fueron requeridos por agentes de la Procuraduría General de Justicia de la entidad.

Los agentes acudieron a un domicilio ubicado en el fraccionamiento, conjunto de casas, donde "aparentemente se encontraban varias personas indocumentadas retenidas contra su voluntad".

Tras implementar un cerco de seguridad en los alrededores del inmueble fueron rescatados 28 hondureños y nueve guatemaltecos, y fue detenido un hombre que presumiblemente los custodiaba.

Tras su liberación, los migrantes fueron trasladados al Instituto Nacional de Migración (INM) para recibir asistencia consular, y tras el reconocimiento de su nacionalidad se les otorgue el retorno asistido.

En tanto la persona detenida fue puesta a disposición del Agente del Ministerio Público, quien determinará su probable participación en el delito de trata.

Los estados de Veracruz y Tamaulipas han sido escenario de numerosos crímenes contra indocumentados y son dos de las entidades que deben cruzar para llegar a la frontera con Estados Unidos.

Vea: Maduro desafía a EEUU con nuevas maniobras militares

Miles de indocumentados cruzan cada año el territorio mexicano, pero durante la travesía están expuestos a robos, extorsiones, secuestros e incluso asesinatos por parte de bandas criminales, así como a abusos de autoridades corruptas.

El 22 de agosto de 2010 en San Fernando (Tamaulipas), 72 migrantes de América Central y del Sur fueron asesinados el 22 de agosto de 2010 por miembros del crimen organizado -presuntamente del cártel de los Zeta- con la aparente complicidad de policías locales.

En los últimos tres meses han llegado al país varias caravanas migrantes, conformadas por miles de personas en su mayoría familias y jóvenes- que viajan en grupo para hacer frente a la inseguridad. EFE