Más noticias

Nuevas protestas de “chalecos amarillos” dejan caos en Francia

Más de 25,000 personas participaron en las manifestaciones en el territorio francés, dejando destrucción y enfrentamientos con las autoridades.

La jornada de protestas dejó ayer varios enfrentamientos entre los manifestantes con las autoridades.
La jornada de protestas dejó ayer varios enfrentamientos entre los manifestantes con las autoridades.

París.

Los altercados y los enfrentamientos con la Policía marcaron ayer el octavo sábado consecutivo de protestas de los “chalecos amarillos” en Francia con manifestaciones que, lejos de ser multitudinarias, degeneraron en violencia en París y en otras ciudades.

Fuentes policiales estimaron que los “chalecos amarillos” habían reunido a 25,000 manifestantes en toda Francia. La Prefectura de Policía indicó que fueron 3,500 en la ciudad.

Es un número relativamente pequeño, sobre todo si se lo compara con los 282,000 que, siempre de acuerdo con las fuerzas del orden, salieron a las calles el 17 de noviembre, en el momento álgido de la protesta.

Pero también duplica los 12,000 del 29 de diciembre, lo que significa que se ha puesto fin al descenso de la movilización registrado en las últimas semanas.

CP Chalecos 060119 (3)(1024x768)
Varios vehículos fueron destruidos y locales quedaron con daños.

En París, las diferentes convocatorias comenzaron sin incidentes, pero las cosas se torcieron a media tarde cuando los manifestantes desfilaban entre el Ayuntamiento y la Asamblea Nacional.

A la altura del Museo de Orsay, varias decenas de manifestantes trataron de salirse del recorrido y cruzar el río Sena por la pasarela Léopold Sédar Senghor, pero las fuerzas del orden se los impidieron con gases lacrimógenos.

Los enfrentamientos

A partir de entonces, grupos de violentos multiplicaron los ataques a los agentes con todo tipo de proyectiles, quemaron contenedores, motos y algunos vehículos (incluso prendieron fuego a un barco-restaurante amarrado junto a las Tullerías) y extendieron las algaradas hacia el bulevar de Saint Germain donde formaron barricadas.

Al anochecer, los tumultos se extendieron también al barrio de los Campos Elíseos, donde pese a la presencia de los antidisturbios, ardieron contenedores y vehículos en algunas calles adyacentes.

CP Chalecos 060119 (6)(1024x768)
Todavía ayer se estaba cuantificando la magnitud de los destrozos y pérdidas económicas.

La prefectura de Policía indicó que 20 personas habían sido detenidas por su implicación en los disturbios.

Aunque de menor gravedad, hubo igualmente incidentes en ciudades como Toulouse (con barricadas en el barrio de Cames), Nantes, Rennes, Montpellier o Beauvais.

Confiados

El aumento de los altercados con respecto a las últimas semanas contrastó con la decisión del Gobierno de reducir el dispositivo de seguridad, ya que se desplegaron 1,000 agentes en París y 4,000 en toda Francia.

Lejos de los 89,000 que se movilizaron el primer sábado de diciembre.

CP Chalecos 060119 (5)(1024x768)
Los fuerzas de seguridad francesas trataron de controlar la situación lanzando gas lacrimógeno, pero esto solo alteró más a los miembros de las protestas que tienen intención de continuar con las manifestaciones.

El Gobierno había lanzado ayer un mensaje de mano dura contra los que persisten en participar en las acciones organizadas, a los que definió como “agitadores” cuyo objetivo es “la insurrección” y derrocar al presidente, Emmanuel Macron.

Además de las manifestaciones en las ciudades, los “chalecos amarillos” volvieron a repetir acciones de bloqueo en múltiples puntos de la red viaria. Las protestas de los “chalecos amarillos” iniciaron en contra de un aumento al combustible y a la disminución del poder adquisitivo y han continuado a pesar de que el Gobierno francés eliminó el incremento y aumentó el salario mínimo.

CP Chalecos 060119 (1)(1024x768)