México: Piden permitir paso a caravana de migrantes

Organizaciones internacionales y activistas mexicanos piden al Gobierno de Peña Nieto permitir entrada de caravana y prepararse para segunda ola de hondureños.

Tras pasar la noche en Chiquimula, la caravana migrante retomó esta mañana su trayecto hacia la Ciudad de Guatemala./EFE.
Tras pasar la noche en Chiquimula, la caravana migrante retomó esta mañana su trayecto hacia la Ciudad de Guatemala./EFE.

Ciudad de México.

Ante el amago del Gobierno de México de impedir el paso a los más de 1,500 hondureños que integran la caravana migrante, organismos internacionales y activistas llamaron a no prohibir la entrada a ese país y planear medidas de atención humanitaria.

Además, se pronunciaron por evitar el uso de la fuerza y no adoptar el enfoque del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de tratar a los migrantes como una amenaza a la seguridad.

En tanto, fuentes oficiales señalaron que durante la revisión de documentos a los hondureños, que ayer se encontraban en territorio guatemalteco, los agentes migratorios contarán con el apoyo de más de 400 elementos de la Policía Federal en los cruces fronterizos de Talismán y Tapachula.

"Las autoridades mexicanas no deberían adoptar el mismo enfoque que Trump tratando a la gente como una amenaza a la seguridad. Estas familias merecen dignidad y respeto para garantizar que nadie sea devuelto a situaciones en las que podría correr el riesgo de sufrir daños graves debido a la violencia", indicó en Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

En un comunicado conjunto, las Oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) en Honduras, Guatemala y México demandaron a los Gobiernos de dichos países cumplir con sus obligaciones internacionales de garantizar protección y asistencia humanitaria a los miles de hondureños que abandonaron su país el sábado 13 de octubre.

Para el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, la frontera de Chiapas con Guatemala es muy porosa, y el Gobierno sabe que un flujo como el de los hondureños que se dirigen a Estados Unidos no puede ser frenado con policías.

"Esto no es el muro de Arizona", indicó Salvador Lacruz, integrante de la organización con sede en Tapachula, Chiapas.

Lacruz participó en una reunión con otras instituciones, como el Servicio Jesuita a Migrantes, la Organización Internacional para las Migraciones de la ONU y la CNDH para analizar las medidas a tomar.

Vea: Donald Trump da ultimátum para frenar caravana de migrantes

Reveló que tienen información de que se ha conformado una segunda ola de hondureños que se alistan a dejar su país, por lo que llamó a habilitar lugares de emergencia.

"Hay que poner dispositivos de emergencia, con Protección Civil, medios sanitarios, alimento, vestido, zonas de cobijo, porque los albergues típicamente usados ya están rebasados", urgió.

Por otra parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras aseguró en un comunicado que la Caminata del Migrante es organizada con fines políticos para alterar la gobernabilidad y estabilidad de la región centroamericana.

La Prensa