Kavanaugh no renunciará a nominación pese a acusaciones de Ford

Kavanaugh se defiende ante el Senado tras el testimonio de su supuesta víctima, Christine Blasey Ford.

VER MÁS FOTOS
US Supreme Court nominee Brett Kavanaugh testifies before a Senate Judiciary Committee confirmation hearing on Capitol Hill in Washington,DC on September 27, 2018.<br/>University professor Christine Blasey Ford, 51, told a tense Senate Judiciary Committee hearing that could make or break Kavanaugh's nomination she was '100 percent' certain he was the assailant and it was 'absolutely not' a case of mistaken identify. / AFP PHOTO / POOL / MICHAEL REYNOLDS
US Supreme Court nominee Brett Kavanaugh testifies before a Senate Judiciary Committee confirmation hearing on Capitol Hill in Washington,DC on September 27, 2018.
University professor Christine Blasey Ford, 51, told a tense Senate Judiciary Committee hearing that could make or break Kavanaugh's nomination she was '100 percent' certain he was the assailant and it was 'absolutely not' a case of mistaken identify. / AFP PHOTO / POOL / MICHAEL REYNOLDS

Washington, Estados Unidos.

El candidato del presidente estadounidense a la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, reiteró su inocencia este jueves y dijo que no retirará su candidatura, tras el estremecedor testimonio de Christine Blasey Ford quien lo acusó de intentar violarla en 1982.

"Yo no voy a dejarme intimidar y renunciar a este proceso", dijo el juez en una declaración leída ante la Comisión Judicial del Senado que analiza su candidatura ante la Corte Suprema y que en la jornada escuchó los sentidos testimonios de ambas partes.

"Mi familia y mi nombre han sido destruidos de una forma total y permanente por estas acusaciones falsas y despiadadas", dijo el juez conservador en un testimonio en el que intentó contener el llanto mientras reiteraba su inocencia.

En la audiencia dijo además que el proceso de confirmación se había convertido en una "vergüenza nacional".

Ante la misma comisión que la interrogó, Blasey Ford aseguró que Kavanaugh intentó violarla en una fiesta de estudiantes.

"Yo creí que me iba a violar", dijo enumerando los detalles de aquella noche en una declaración ya preparada y leída con silencios intercalados, mientras luchaba contra las lágrimas.

Ante la pregunta de cuán segura estaba de eso, ella se expresó con confianza: "De la misma forma que estoy segura de que estoy hablando con usted ahora".

Están "indeleblemente en el hipocampo la risa, las ruidosas risas de ellos dos, divirtiéndose a mi costa", dijo Blasey Ford en uno de los momentos clave de la audiencia, en el que reiteró que estaba "segura al 100%" de que fue Kavanaugh quien la agredió.

El senador demócrata Richard Blumenthal le dijo a Blasey Ford que consideraba que su testimonio era "potente y creíble". "Yo le creo", afirmó.

Por el banco republicano, el senador Lindsey Graham, aseguró que esto no parecía una entrevista sino un infierno.

"Les digo a mis correligionarios republicanos, si ustedes votan no, van a estar legitimando la cosa más despreciable que he visto en toda mi vida en la política", agregó.

Vea: Fiscal de crímenes sexuales interrogará a Kavanaugh

Desde que Blasey Ford salió a la luz con su testimonio, otras dos mujeres la siguieron.

Deborah Ramirez, una compañera de Kavanaugh en la Universidad de Yale, lo acusa de haberle frotado los genitales en la cara, y Julie Swetnick dijo que fue testigo de abusos cometidos por el juez en su juventud.

"Vi a Brett Kavanaugh beber excesivamente en muchas de estas fiestas y lanzarse en conductas de abuso y comportamientos agresivos hacia las chicas, incluyendo tocamientos e intentos de sacarles la ropa o arreglarla para exponer las partes privadas de las chicas", dijo Swetnick en el comunicado difundido por su abogado, Michael Avenatti, quien también defendió a la actriz porno Stormy Daniels en su litigio contra Trump.

Hasta ahora, pese a que crecen las denuncias contra Kavanaugh por supuestos abusos, Trump ha mantenido su apoyo, pero el miércoles, por primera vez emergió una sombra de duda y el presidente dijo que podría "cambiar de opinión".

La Prensa